REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

NUESTRA PLAYLIST Marzo

Para comenzar nuestra andadura en esta sección de Thalamus no se me ocurre mejor tema que el ‘we can be heroes’ de Bowie. Toda una declaración de intenciones en los tiempos que corren. Tiempos difíciles, de crisis económica y de valores; se quiebra el sistema y nos deshumanizamos. Días oscuros para la profesión también: los medios bajo la sombra alargada de la manipulación, el arte poco apoyado por el estado, escasamente impulsado por la educación. Pero venimos a dar lo mejor de nosotros mismos y comenzamos este proyecto con mucha ilusión, subiendo el volumen de este himno a tope.

Tras la muerte hace dos años de David, se ha producido un revulsivo, si cabe, de su éxito. Hablamos de un  genio extravagante, de un ídolo eterno que hasta se atrevió con el cine, además de publicar veinticinco discos en más de cincuenta años de carrera. Por otro lado, tenía un don para la moda, sus estilismos nunca pasaron desapercibidos y se han copiado multitud de veces. Este tema de 1977 incluido en su décimo álbum ha inspirado a muchos artistas, entre ellos los que le han tomado su composición para ponerle otra voz, para unir voces en un grito a la valentía. Existen muchísimos covers de este tema: Blondie, Oasis, hasta David Guetta osaron intentar repetir la epopeya de este éxito. Incluso hay una versión en alemán: Rammstein tomó las musas de David y lo llevó a su lengua materna. Hay otros que han adoptado su tono, su estilo y su espíritu. Es el caso del último disco que acaba de publicar el cofundador de Talking Heads, David Byrne que, como si se tratara de una reencarnación de la esencia Bowie, parece recoger el testigo. Si no, prueben a escuchar el mágico trabajo que presenta bajo el nombre de ‘Utopía’.

Por todo esto y mucho más, afirmar su muerte no es lo más correcto. Podemos ver, o más bien escuchar, lo vivo que está en todos nosotros, en la sociedad que quiere aventurarse a rescatar héroes que persigan sin miedo sus sueños. Nosotros tenemos encargado nuestro destino, ya tenemos la criatura en nuestras manos, ya se materializó el proyecto.

Para acompañarnos en este inesperado e impredecible viaje, cada mes, algunos de los artistas y creadores que publiquemos nos regalarán algunas de las canciones fundamentales de sus vidas. Aquí tienen, recién sacadas del horno, las perlas de nuestro primer mes-número:

 

  1. UINVERSO aportan ‘Heroes’ de DAVID BOWIE.

 

2. TAXIPICTURES aporta ‘The Crawl’ de PLACEBO.

‘The crawl’ es el ascenso a rastras de los Placebo. Es uno de los temazos del segundo disco ‘Without you I’m nothing’ que cumple ahora veinte años. Muchos críticos dijeron que es su mejor álbum, ya que el primero quería haber sido el segundo y el tercero intentaba ser como el anterior. Estos londinenses, como muchos artistas (quizá sea el caso de nuestra admirada Taxipictures, que aporta este corte), hasta que no tocan fondo no pueden subir a la superficie, resurgir de sus cenizas o encontrar la inspiración. Se ha comentado y teorizado mucho sobre ese tópico de que en tiempos de crisis surgen más corrientes creativas. El sufrimiento nos inspira y nos visitan las musas para sacarnos de paseo por los caminos de la autoexploración y de la expresión más intimista. Todo para alcanzar el tan idealizado éxito, la obra de nuestra vida.

3. Txetxu González aporta ‘Bird on a wire’ de LEONARD COHEN, versionada por FATHER JOHN MISTY. 

Yo diría que a Leonard Cohen le pasaba algo similar cuando escribió el tema que añade a la lista Txetxu González. Tal vez andaba sumido en esa excelsa desesperación y desidia que solamente invita a refugiarse en uno mismo, incluso en la botella. Cuando uno se compara con gusanos o bebés nacidos muertos, es momento de levantarse y crear. De la mano y voz del estadounidense Joshua Tillman aka Father John Misty, que emprendió carrera en solitario en 2004 tras abandonar un par de grupos, ‘Bird on a wire’ suena mucho más folk. Si ellos eligieron este cover es que seguramente se buscan en sus infiernos para encontrarse, luchar contra sus demonios y liberar su hambrienta necesidad de expresión.

 

4. Maite Martí Vallejo aporta ‘Que me van aniquilando’ de SILVIA PÉREZ CRUZ & RAÚL FERNÁNDEZ MIRÓ. 

Maite Martí Vallejo se inclina por sacar de las entrañas con rabia flamenca esas contrariedades que nos golpean. Folclore adaptado a los tiempos, con guitarra de Refree (Raúl Fernández Miró). La desgarradora voz de Silvia Pérez Cruz, que podemos recordar desgarrándonos el controvertido músculo en la gala de los Goya 2017, cuando recibió el segundo cabezón de su carrera por la canción original de ‘Cerca de tu casa’.

 

5. Raúl del Valle aporta ‘La flor del azafrán’ de LA DÉBIL. 

Hay otros como Raúl del Valle que se lanzan a los mantras, a la llamada de la naturaleza, a los tambores rituales como los de La Débil. Este grupo punk de Torrijos, colorea y potencia con ‘La flor del azafrán’, el sabor de esta playlist tan variopinta.

 

6. Déborah Guerrero aporta ‘Kitchen Door’ de WOLF LARSEN. 

Déborah Guerrero comparte la bonita historia de No y Fe que narra Wolf Larsen (o Sarah Ramey). ‘Kitchen Door’ nos relaja a la par que estimula con esos instrumentos de cuerda sonando en secuencia sucesiva y con ritmo ‘in crescendo’. De esta manera casi oímos como llama a nuestra puerta de la cocina la imaginación.

 

7. ALBA CERES aporta ‘My favorite things’ de YOUN SUN NAH.

Algo parecido ocurre con el tema que propone la gran Alba Ceres, que mediante la repetición de mis cosas favoritas (‘My favourite things’ de Youn Sun Nah) crea un ambiente de belleza sobre lo cotidiano. Solo con la voz de la coreana y su kalimba, se origina una melodía mágica que nos envuelve en un trance ideal para ese proceso de abstracción.

 

8. Leticia Delgado aporta ‘Vitamin C’ de CAN. 

Una posibilidad muy cañera de música para invocar a las fuerzas del universo es la que propone nuestra compañera Leticia Delgado. Se trata de Vitamin C’, de los alemanes Can, que ya en los setenta tenían, como queda demostrado, un sonido electrónico y psicodélico muy enérgico. Además suenan descaradamente actuales, ¿no les parece?

 

9. MARÍA ALCANTARILLA aporta ‘Brown eyed girl’ de VAN MORRISON.

Otra forma de inspiración es la morriña o ese sentimiento de recuerdo alegre, ese agridulce que queda en el poso de ‘Brown eyed girl’ de Van Morrison, por ejemplo. Esta alegría que nos regalaba a finales de los sesenta el irlandés más influyente de la música actual sabe a verano, a buenos momentos, vacaciones, sol, playa, en definitiva a buen rollito. Pero no hay nada más triste que añorar un tiempo pasado, aunque desde esos fosos surjan también a veces muchas posibilidades de renovación.

 

10. SONIA CARBALLO aporta ‘I won’t complain’ de BENJAMIN CLEMENTINE.

Para cerrar nuestra primera playlist de THALAMUS, Sonia Carballo remata con su particular granito de arena. La vida es maravillosa, pero sin rechazar que existe el dolor, la pena, la lluvia y las lágrimas. La vida es bella con todo lo bueno y lo malo. Sin resignación, hay que entenderla para jugarla, comprenderla, asirla y quererla tal y como es. Todo un poema ‘I won’t complain’, acompañado de una partitura del cantautor Benjamin Clementine, que con menos de 25 años ya escribió una visión tan realista como positiva, una expresión sumamente cuidada. Se trata, como decimos, de un canto a la vida, que nos ha dado tanto: entre otras cosas, nuestra sensibilidad para materializarla con infinidad de formas, nuestra capacidad para engendrar corredores de resistencia y de ARTE.

 

©Eva Rodríguez para THALAMUS MAGAZINE.

3 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from MÚSICA

Ir a ... Top