REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

MARTÍN LÓPEZ-VEGA El idioma cigarrés

Martín López-Vega (Poo de Llanes, Asturias, 1975) es autor de varios libros de poemas, el último de ellos Gótico cantábrico (La Bella Varsovia), así como del ensayo Obreros de la luz. Los poetas de la duración y la elegía posmoderna (Saltadera).

Martín López-Vega por Espina

 

RECITAL EN EL MANICOMIO

Uno de los internos del psiquiátrico
está escribiendo la Divina Comedia:
por la mañana lee unos versos
que rumia durante todo el día
hasta que por la noche
escribe su propia versión.
Los poemas de Luigina Palumbo
dicen que sólo sonríe si lo hace Renata
y se alegra cuando llega
el tiempo del Panetone.
Mientras leemos
otro interno toca una trompeta de juguete.
Sus poemas hablan
de Turquía y el telediario.
Y los míos
—yo soy el más loco de todos—
de encontrar la felicidad
y perderla.

 

DEMASIADA MEMORIA

Agendas viejas. Bosques en mayo. Camisas
compradas cerca de la playa. Cicatrices, una.
Tengo demasiada memoria. El ovillo de hilo
rueda y yo le sigo, de eso se trata, nadie
querría ser el que recoge hilo sucio. También escuché
a Mozart en Nueva York, pero cuando suenan
esas notas a donde vuelvo es a aquella iglesia
de la Via del Corso. Demasiada memoria.
Tenías el colchón en el suelo. Eso lo recuerdo.
Y también la cuesta que llevaba a tu casa en aquella
calle oscura, detrás de la estación. Me grababas
en una casete tus canciones favoritas y luego
traducíamos las letras. Recuerdo más cosas,
desde luego, pero esto es lo que llega ahora,
como el olor que nos sorprende en la calle
y nos devuelve un rostro, otro paisaje, más vida.
No quiero escarbar más, recuerdo demasiadas
cosas. Se me ha ocurrido decirte: recordarás tal vez
el día que nos despedimos, las frases vagas
que se dicen en esos casos y que no evitamos,
cada uno tenemos nuestro camino, seguir buscando
es lo que toca, es lo mejor, nos quedamos con lo bueno.

Arcos románicos. Semáforos en rojo bajo la lluvia.
Una mesa puesta frente al mar. El amor sin prisa.
¿Quizás tú encontraste lo que esperabas?

 

INFORME SOBRE LAS CIGARRAS

Las cigarras pasan diecisiete años
enterradas bajo tierra
recopilando información
que luego envían
durante un verano entero
a su planeta Chicharra
He dedicado dos semestres
a estudiar el idioma cigarrés
y ahora estoy al tanto de cuanto ya saben
La que vivía de la savia del árbol de mi jardín
se ha pasado el verano retransmitiendo a Montaigne
y la de enfrente
un poco más vulgar
—hay de todo entre las cigarras
no adelanta ser extraterreste—
el reglamento del campeonato de béisbol
Junto al río descubrí a una
que recitaba fábulas con humanos y perros
y en el vertedero municipal
una asamblea de ellas discutía
cómo explicar a sus congéneres
los conceptos de patria raza y capuccino
Ahora tal vez os preguntéis para qué acumulan
toda esa información
Nada que haya que temer
Miraos a vosotros
como ellas nos han mirado

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from POESÍA

Ir a ... Top