SANTIAGO TORRES LÓPEZ Poéticas posibles de Marginalia

Santiago Torres (Agujero llamado Nevermore, 2046) es hijo de un paraguas y una máquina de coser. Ha pintado la mayoría de sus cuadros durante sus siestas de treinta horas sin saber cómo y, cuando le preguntan, se limita a balbucear ‘caramba, caramba’. Es un apasionado del cine de Kurosawa y necesita ver su filmografía completa cada doce minutos. Sus zapatillas son visiblemente más cortas que sus pies y le falta la quinta falange de todos sus dedos meñiques, lo que no le ha impedido publicar mas de tres mil libros, entre ellos quince enciclopedias británicas y quijotes, uno de ellos el de Menard. Actualmente reside en su finca de Marginalia con su esposa Déspina Luisa, su perro Rainbow José y su gato Humboldt María, aunque no en ese orden. Tienen previsto que todos sus hijos se llamen George Harrison Ford Fiesta.

Santiago Torres López por Santi Torres López.

El realismo, en tanto que naturalismo o mímesis, está presente en mi obra por una cuestión que podríamos llamar puramente de ‘guion’. Es decir, creo que el tema exige un cierto grado de verosimilitud en la imagen y por tanto planteo la obra en términos de figuración mas o menos realista pero este no es, ni mucho menos, el fin con el que realizo mi trabajo. La denuncia, en el mismo grado que pueda estar la belleza, o la violencia, o cualquier dimensión, digamos emotiva, estaría implícita en tanto que reacción o pulsión natural y puede estar contenida de manera subyacente y un tanto elusiva o bien, si fuera necesario, ser la nota dominante en la obra.

‘Ritual o derribo’ / Santiago Torres López. 

Sin duda, lo que mantiene mi creatividad viva es la constancia en el trabajo y cierta disciplina. Al final, la creatividad es una cuestión más racional y menos impulsiva, creo yo. La mejor manera de estimularla es permaneciendo en el lugar de trabajo y tratando de encontrar un cauce seguro para cada idea. Por otro lado, al mismo nivel, hay que proporcionarle algún alimento que esté hecho de su misma sustancia: veo, o más bien, estudio mucha pintura. Acumulo imágenes, propias y ajenas. Veo mucho cine, leo, etc.

‘La probática piscina’ / Santiago Torres López.

Creo que ante todo intento posicionarme como creador de imágenes y tratar de asumir, de manera responsable, el manejo de un flujo de material que es constante, imponderable e infinito. Ahí es nada. Claro que si realmente entras al estudio a diario con esta idea en la cabeza, te sientas de brazos cruzados y te echas a llorar. Cada día en este oficio es, por suerte, diferente al anterior. Puede que construyas ciertas rutinas y que te parapetes en ellas, pero el ánimo de hoy varía del de ayer y va a influir decisivamente en la manera en que enfocas el trabajo de ese momento. Supongo que tener cierta consciencia de todo esto es, en cierto modo, definir lo que uno hace. O quizás es solo andarse por las ramas …

‘Narrador en off’ / Santiago Torres López.

Como espectador, asisto cada día al devenir de las cosas. Procuro estar más o menos informado de lo que pasa alrededor mío, en el mundo, contrastar algo la información, etc. Todo un poco a ‘nivel de usuario’. Como creador doy una respuesta a todo eso que es la que es. Quiero decir, no soy consciente del grado de implicación que hay en esas respuestas en relación al nivel de indignación o de satisfacción que pueda producir en mí un acontecimiento concreto. No soy lo que se dice ‘un artista político’ expresamente pero, examinando mi obra, no creo poder decir tampoco lo contrario. No soy un agitador de conciencias ni tampoco un oso hibernando en la cueva.

‘De los de atrás del mundo inteligible’ / Santiago Torres López.

El desafío principal es el de enfrentarse a un panorama tremendamente árido y hostil para la creación, para la cultura. Es darse cuenta de que el poder no tiene ningún interés por facilitar el camino a los agentes culturales porque existe una antipatía manifiesta hacia ellos y, sobre todo, porque no se entiende el valor que la cultura tiene para la sociedad. Ante esta postal existen dos opciones: seguir peleando contra la precariedad del sector permaneciendo aquí para intentar activamente que cambien las cosas o largarse a algún lugar donde se valore mas la noción de cultura y el beneficio que esta trae a la sociedad.

‘Pardés’ / Santiago Torres López.

El hilo conductor que une las vértebras de mi obra es, ante todo, el amor por el oficio de la pintura como una labor milenaria. El componente artesanal de mi trabajo es lo que me procura mas estímulos, mas emociones a lo largo de la jornada y lo que me mueve a querer seguir aprendiendo cosas nuevas y cosas viejas. También la fascinación por las imágenes y cómo estas son capaces de condensar infinidad de narraciones y poéticas posibles.

‘Fricción’ / Santiago Torres López.

He hablado algo de mi pintura, aunque también de mi papel como creador de imágenes en general. En este sentido quiero retomar una faceta de mi trabajo que considero que tengo un tanto cubierta por el polvo. Llevo un par de años queriendo retomar el audiovisual y he escrito un montón de cosas, de manera más o menos formal, que podrían derivar en algún cortometraje. Me gustaría poder mostrar el resultado de todas estas tentativas dentro de poco.

‘Desvelo’ / Santiago Torres López.

Cada día encuentro nuevas cosas que me interesan. Pueden ser recientes o tener dos mil años, pero la verdad es que siempre vuelvo a Velázquez. ‘Las Meninas’ es cuadro muy popular y con razón: está lleno de paradojas y de laberintos que te devuelven constantemente a la casilla de inicio.

‘Conjugación Dämmerung’ / Santiago Torres López.

La música es mi gran frustración. Al cabo del día, me doy cuenta de que lo que mas he estado haciendo es escuchar música. Tengo una cantidad alarmante de instrumentos y no sé tocar ninguno. Quien me conozca dirá que esto es previsible pero no me queda otra: ‘Yo mama’ de Frank Zappa es una canción importante para mí. Tiene un solo de guitarra de casi diez minutos que es sencillamente mágico.

 

‘Las islas imaginarias’ / Santiago Torres López.

 

¿Algún deseo recurrente, Santi?

El que todos estáis pensando.

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*