REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

ÁNGELO NÉSTORE E chi sei tu?

Edición:
Txetxu González
txevinuesa@gmail.com
Madrid/Málaga/Lecce. 24/07/2018.


Ángelo Néstore (Lecce, 1986 / Málaga). Es poeta, actor y profesor. Actualmente co-dirige el Festival Internacional de Poesía de Málaga Irreconciliables y la editorial de poesía La Señora Dalloway. Ha publicado Adán o nada (Bandaàparte Editores) y Actos impuros (XXXII Premio de Poesía Hiperión). Con dieciocho años se alzó con el Premio a la Mejor Interpretación Masculina en el Concurso Nacional de Teatro Vittorio Gassman de Roma. Sus últimas obras teatrales son el monólogo en homenaje a Gloria Fuertes. Esto no es un monólogo, es una mujer (autor y director) y la pieza en solitario. Lo inhabitable, en la que dialogan poesía, teatro y performance.

Ángelo nació Adán, pero el espejo le devolvió nada. Desde entonces se destruye y se vuelve a construir cada vez que entra y sale de la ducha. Juega con su identidad y miente cuando marca la casilla del sexo en los formularios.

 

Expedición de nacionalidad española por residencia. Por favor, rellene el siguiente formulario.

Quisiera marcar la casilla de mi sexo
con la misma facilidad que tenía mi abuelo
para apilar ladrillos
y decir luego que construyó un hogar,
con la misma indiferencia que demostraba
para aguantar el cuerpo caliente de un ave
y segarle con un gesto seco la cabeza.
Y, luego, escuchar las alabanzas de mi madre:
mira, el pollo le quedó sabroso y limpio
mira, esta casa la levantó tu abuelo con sus manos
y sé que el día que se murió
ella lloró mientras fregaba los platos
te vi llorando, mamá,
mientras despegabas la carne de la cerámica
con la fuerza exacta y tan medida
de quien tuvo que marcar una casilla tantos siglos
y decir mujer
y esconder la gota de sudor
en aquel embalse de agua caliente y estancada.
Mamá, mira, este fregadero es un cementerio barato
de miseria ahogada por el bien de otros:
por eso no soporto la idea de vivir bajo un techo-casilla
que no es la tuya
como si este muro no lo sostuvieras
con los huesos duros de tus hombros.
Porque cuando te quitas los guantes, agotada,
cuando las arrugas en las yemas
se muestran con la franqueza de un epitafio
entonces imprimo una X gigante en el lugar equivocado,
y lo hago con el mismo ímpetu de un ave degollada
que con la cabeza colgando a un lado
corre y muere en busca de otra salida.

 

 

E io chi sono?

Por la mañana abandono mi sexo.
Al atardecer vuelvo
cuando me desnudo para entrar en la ducha.

Mi madre siempre dice que tengo los hombros de mi padre.
Con el vaho en el espejo el contorno es más ancho, más generoso.
Dibujo una línea recta con los dedos, con la mano la deshago.

En los ojos guardo la tristeza de las muñecas
que jugaron a ser hijas
y que mis padres acabaron regalando.
El agua fría me trae a mi cuerpo,
escondo el pene entre las piernas.

Mamá, ¿a quién me parezco?

 

 

Ave y Eva

Me resisto a la idea de ser
aquel niño que vivió en mi boca: recuerdo caer al suelo,
hacerme mil pedazos.
La habitación, limpia solo para mí;
la habitación
y este trozo de carne,
estirpe nómada ante el espejo.
Me miro en el cristal
y hay un animal huyendo del fuego,
una jauría con principio de hombre
o un desastre con nombre de niño.
Por eso busqué en el incendio la excusa,
en el aire el pretexto,
por eso me arranco la barba
con la mano que antes me besabas.
No hubo salvación para este pájaro,
juro que hice lo posible para domesticar la espera.
Ahora dejo que la tierra tape los huecos de la piel.
Digo casi no soy
mientras celebro los dos bultos de mi pecho.
Escribo la palabra ave, leo la palabra Eva.
Bajo este cielo ya no hay lengua que me nombre.

 

A continuación podéis gozar del vídeo poema de Ángelo NestoreEn mi casa siempre hubo una silla vacía’, del poemario ‘Adán o nada, un drama transgénero’, publicado en 2017 por Bandaàparte.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from POESÍA

Ir a ... Top