REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

sólidO_Celado Un refugio precario en los últimos núcleos de vida roja o ¿la ciudad no es para mí?

Por Maite Martí Vallejo
maite.mart.vall@gmail.com
Barcelona/Barcelona. 26/08/18.


sólidO_Celado
Francisco Jota-Pérez
Ediciones El Transbordador, 2018

 

Sin embargo, ahora, después de haber tomado conciencia de que la Historia no es ni tiene por qué ser la historia verdadera y que las metafísicas no pasan de ser ejercicios de lenguaje; ahora, después del desencanto y la hibridación de los géneros, puede que la poesía, algún tipo de poesía, vuelva a sernos necesaria. Pero ¿qué poesía? Y ¿para qué?

(Chantal Maillard se hizo estas preguntas en 2013. ¿Se las hizo en Málaga? Yo no conocía entonces a Francisco Jota-Pérez. I
gnoraba todo de él).

La biografía fácil, aunque no lo sea: Barcelona, 1979. Es mi ciudad y es mi año. ¿Es esto lo sólido?

En sólidO_Celado
se escribe la “cadencia” muchas veces: “del traslúcido objeto humano al adjetivo opaco / que lo mismo podría ser una sala para el sacrificio / como una urna donde conservar nada / ante la nada inminente”. Cada una y ninguna en su rincón, barajando las cartas, El Loco, La Templanza, Los Amantes, “la miniatura de mí”, “lo justo y lo malvado bajo el radar de la Angustia”. Hablaría con sus frases. Os transcribiría el libro entero. Supongo que este no es modo de reseñar. 

No sé cómo os enfrentáis a lo desconocido. A mí me gusta basar el amor por un libro en cosas como las veces que me ha faltado la sintaxis (“de aquél al que no dimos sintaxis”).

Le llamé Jota enseguida, nunca le pregunté si podía hacerlo. ¿Es esto lo celado? Se comparte el amor por los símbolos. Juan Eduardo Cirlot también nació en Barcelona. En Barcelona busco el oráculo de las 44 cartas. El lenguaje de Jota me arrastra a cuestiones de anatomía oculta, de astrología médica. Identifico las zonas de sombra a manos llenas de los Arcanos Mayores del Tarot. Hay un vapor sutilísimo y un trabajo profundo. Las capacidades de expresión de su poética alcanzan la tiroides. “para con lo cerrado / -urdimbre del laberinto humano / hacia la idea fija. Esto. Es. Se trataba de. / Deberá tratarse siempre. “.

La imagen en este libro se sale de la palabra y se sostiene en las calles: “Santa María del Pi, calle Cecs, la Boquería: alas de hule me guarecieron cuando sostuve a mi hijo en brazos por primera vez / aquél al que no dimos sintaxis / queja castrada de amor hermoso / perdido en los renglones del / desmigajamiento.”

Seguiría con las citas. Ya lo he dicho. Empecé también diciendo ignoraba. Y enseguida amor. Amé enseguida su escritura. Entrad en su blog, comprad sus libros, leed a Jota.

Deseo reconocerme en
su revolución ciudadana: desde la palabra que se flexiona y se hace fuego y bautismo de fuego y bautismo a secas… Quiero decir que sé que es un error tremendo lo de los puntos suspensivos y una cursilería, pero me falta la sintaxis. Puede haber lugar común en mí, pero no lo hay en Jota. Los márgenes desde los que escribe no son hostiles, aunque hostil sea el entorno.

La exigencia como lectores debería tratar también de construir nuevos laberintos y no empeñarse tanto en salir de los viejos.

https://fjotap.wordpress.com/

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from SALA X

Ir a ... Top