REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

LAIA LÓPEZ MANRIQUE Había una mujer que repararaba el equilibrio de las palabras arcillosas

Edición:
Maite Martí Vallejo
maite.mart.vall@gmail.com
Barcelona/Barcelona. 19/12/2018


Laia López Manrique por Virginia Monteforte

LAIA LÓPEZ MANRIQUE (Barcelona, ​​1982) estudió Filosofía y Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Barcelona. Escribe poesía, prosa y artículos sobre temas literarios. Ha publicado los libros Transfusas (Ediciones del 4 de Agosto, 2018), Desbordamientos (Ediciones Tigres de Papel, 2015), La mujer cíclica (La Garúa, 2014) y Deriva (Prensas Universitarias de Zaragoza / La Gruta de las palabras, 2012) . Es coeditora de la revista digital Kokoro y de la colección de libros Kokoro Libros de Kriller71 Ediciones. Poemas suyos han sido traducidos al inglés, al francés, al italiano, al esloveno, al griego y al maltés.

 

Tres poemas de Transfusas:

 

PÓRTICO

 

“Flores para los muertos. Coronas. Flores.”

(TENNESSEE WILLIAMS, Un tranvía llamado deseo)

 

con los nudillos he cortado la úvula  la raíz de un diente solo y movedizo como los brazos de las algas

tras el pescante  caído en el reflejo  he extraído todos los residuos:
melaza
astillas
un pólipo seco
una flor maciza y turbia

entonces
ha brotado crudo
mal nacido                                                  AQUELLO:

lo que más se parecía al deseo

 

*****

 

DÍAS DE 2018

 

en vez de llamar con sigilo a sombras
                                                                                                                    (HILDA  DOOLITTLE)

 

dijeron: “amor” no fue, sí “mordedura”, sarta de piel olivácea que las manos fingieron acariciar con “deseo”  con “turbación” con “sorna”

ahora
voy a hacer lo único que sé hacer con las palabras: voy a pedirte que vengas y tú vas a acudir

va a sacudir
al cloqueo  hosquedad el goce de las papilas chasqueando contra el paladar viscoso
la herradura interior

el poema es saliva
el timbrar de la puerta
una babosa que fluye y se desliza aquí en la superficie del verso
y dentro

la
re
querida

 

*****

 

RETALES, HABLADURAS

 

-la micela atrapa lo sucio atrayéndolo hacia el centro

-he olvidado tantas veces a las vivas, las he enterrado en la imaginación como un sarcófago

-se llamaba como no querían que se llamase, posiblemente bailaba desnuda en las paredes apoyando la palma de las manos, dando vueltas y vueltas como una autómata

-mimosa   la flor neutra balbuciente    estigma empapado sépalo de axioma

-tengo en la piel del muslo un corte de ámbar   una secreción resbaladiza

-lo que en algún momento se pudo considerar una merma también puede interpretarse como una gran donación

-hacía calor junto a las cañas de bambú que cercaban la ventana para que las animantes no pudieran saltar al vacío

-el calor hizo que recordase una promesa en falta

-la noche es el día en cuclillas; el día, sin embargo, es la noche escrutadora

-los labios tocan la cuerda lasciva del tendedero como si volvieran a (…)

-embebida y centrífuga   el coro de una tragedia de Eurípides

-quién hablaba de aquel amor que quedó truncado de un tajo en la calavera

-con lo que emana del pliegue  con lo que emana de ese lugar envolvente y sudoroso

-prensando la palabra viva bajo el vientre

– hacia ti
embriaguez
si me buscas

 

 

 Del libro Transfusas (2010-2018)
(Ediciones del 4 de Agosto, 2018.)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from POESÍA

Ir a ... Top