MONTSE CARNÉ En busca del 'EXIT' a través de sus ojos

Edición:
Déborah Guerrero
deborah.g.ca@gmail.com
Madrid/Barcelona. 10/12/2018.


Montse Carné, natural de Terrassa, vive a caballo entre Barcelona y Madrid. Cursó estudios de psicología, pero se dio cuenta de que la fotografía era lo que le removía por dentro. Después de investigar con varios tipos de técnicas fotográficas, decidió embarcarse en la experimentación mediante el autorretrato. Lo utiliza como terapia para deshacerse de las sombras del pasado, evolucionar y seguir conociéndose. Su cuerpo (o parte de él), junto con pocos elementos más,  son los que componen su obra. Busca remover el interior del espectador.

Participó en Stripart 2014 (Barcelona) con ‘Vita brevis’, su primer trabajo de autorretrato y desnudo. El mismo año colaboró en una exposición colectiva sobre Barcelona, en la galería Barcelona Visions, trabajo que reconoce no tener nada en común con lo que hace ahora. Le encanta la fotografía analógica. Tiene entre manos un proyecto con una cámara de placas 9×12 que piensa llevar a cabo en cuanto domine un poco más la técnica. Mientras nos habla de esto, nos susurra al oído que le apasiona la fotografía Post Mortem de la época victoriana.

‘Como por los ojos’

Mis ojos se encargan de hablar por mí.  Con la fotografía estoy empezando a mostrarlos en todas sus formas. En mi día a día siempre intento esconderme tras grandes cantidades de pelo y ellos me ayudan a contar las historias que yo no soy capaz. Me gusta jugar con ellos, llevarlos al límite y ver qué pueden llegar a transmitir.

‘Yo soy mi propia máscara’
‘Eye candy’

La fotografía para mí es romanticismo, una especie de utopía. Mi madre siempre me explica que ya desde pequeña cogía la cámara y, cuando miraban los negativos, estaban llenos de imágenes de cielos y nubes. Fotografiaba todo lo que me generaba curiosidad, pero casi nunca aparecían personas y mucho menos yo, odiaba que me hicieran fotos. Con el autorretrato empecé hace unos cuatro o cinco años, al principio obligada para clase, pero más tarde sentí una conexión tan grande con todo aquello, que se convirtió en lo  que ahora es mi fotografía.

‘Unrecognized’

 Ahora, lo que más temo en la vida es perder el control, olvidarme de todo, dejar de ser yo.

‘Nosotras. Luz y oscuridad’

Trabajo de una forma bastante visceral. Siempre que he querido desarrollar una idea, dibujándola, he fracasado. Siempre. Yo no busco la foto, es ella quien me encuentra. Recuerdo que en una ocasión, a las tres de la madrugada y en pleno insomnio, me vino una imagen a la cabeza, como una especie de flash, y en ese instante me tuve que poner a ella. De ahí salió ‘Letológica’. Trabajo así porque cuando esas visiones entran en mi cabeza, no paran de perseguirme.

‘Letológica’

En algunas de mis fotografías lo que intenta salir de mi cuerpo son palabras, la belleza siempre perseguida… pero en la mayoría, soy yo misma la que intenta salir. Siento que mi cuerpo es como una cárcel de la que siempre intento huir.

‘Belleza interior’

Al principio no me daba cuenta de que todo lo que hacía era autobiográfico, simplemente surgía y ya. La foto con la que más me he liberado, ha sido con la última que he publicado en Instagram sobre mi pasado con un trastorno alimenticio. En ella hablo de mi autoproclamada inteligencia autodestructiva, y me daba un miedo horrible mostrar algo tan oscuro de mi anterior vida, pero necesitaba hacerlo para poder pasar página. Hablar sobre la ansiedad también me ha producido mucho pudor. En mi recorrido había mostrado la fotografía varias veces, pero nunca de esta forma tan personal y real.

‘Ya es hora de pasar página’
‘A veces siento que me muero’

Mi fotografía es tan personal que me es imposible capturar a otras personas. En algún retrato puntual sí que me he apoyado en la aparición de otras manos, pero rotundamente no podría utilizar a nadie más. Con elementos u objetos me sería más fácil, ya que en ellos puedo verter toda mi alma.

‘Payaso’

Sufro migraña crónica. Mientras estaba estudiando un grado de fotografía, el último año, me dio una de las peores crisis de mi vida con la migraña y tuve que dejarlo. Me exprimieron mucho con las fotos y estuve más de dos años sin querer saber nada del tema. En 2017 estuve viviendo en Lille, una ciudad al norte de Francia. Allí tuve la necesidad de volver a coger la cámara y empecé a autorretratarme.

‘Migraine VI’
‘Migraine VII’

 

Podéis seguirla en su Instagram: montsecarne_photo

 

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*