REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

VIOLETA NIEBLA Contando las monedas de la virgen

Edición:
Txetxu González
txevinuesa@gmail.com
Madrid/Málaga.
01/12/2018.


Violeta Niebla (Málaga, 1981). Toda su obra es poética. Sus textos están cargados de imágenes, la parte de la dramaturgia y la fotografía generan poesía y drama. Hay una especie de falta absoluta de respeto o conciencia, una intuición. Una dicotomía entre vivir detrás de su flequillo y ser una exhibicionista, su trabajo es siempre una búsqueda de la identidad donde la figura humana jerarquiza todas las imágenes del mundo y ella nunca ha dejado de asumir ese riesgo. Una clase de artista del romanticismo que bien podría no existir. Una carnicera poética, pero muy carnicera. (Esto lo dijo Anabel Perujo).

 

Ha publicado No serás mi baby (Kriller71), el cuaderno titulado Improvisaciones (Ediciones imperdonables) y su segundo libro de poemas COMPRO ORO está en camino.

 

A

Tecleo la contraseña para abrir la caja fuerte:
dentro están mis dientes de leche
el diente de oro de mi abuela
un cordón umbilical y la trenza
de mi primera comunión.

 

 

Epílogo

Si el viejo dice: “las palmeras son el león de las plantas”,
la vieja dice que los ángeles son el souvenir de los cristianos.

De fondo suena la música electrónica de los octogenarios
sillas de ruedas motorizadas
que compiten por las calles con hoeverboards
-la palabra que no saben ni cómo se escribe
ni cómo se pronuncia-.

Todo es eléctrico
en la residencia donde se aparca todo
es eléctrico:
cepillo de dientes, mando a distancia, ventilador.

Si la abuela dice: “cabeza, cerilla, llamarada”,
el abuelo dice:
“quiero que la música esté siempre muy alta
para que nos hablemos siempre al oído”.

A la música de fondo le cuesta respirar
le duelen los huesos de lo contemporáneo
todos los trabajos de fin de curso
las memorias de las lagunas
lo que duele
es una tristeza con muchas densidades

porque si no se muere una parte de ti
entonces no se muere nada.

 

 

Santa Luisa

después de ir a un colegio de monjas
la culpa es lo que más pesa

mi relación con el dinero empieza allí:
contando las monedas de la virgen

ha llegado el momento de manchar la poesía con dinero
con esa mugre que se queda en los dedos
después de contar muchos billetes.

 

 

Nota del editor: Todos los poemas de esta selección pertenecen al libro inédito ‘COMPRO ORO.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from POESÍA

Ir a ... Top