REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

NUESTRA PLAYLIST (ENERO/2019) Sabores y sensaciones para un nuevo año

Por Eva Rodríguez
eva.rodriguez.adn@gmail.com
Madrid. 02/01/2019.


Llegan el frío y con él, las tardes bajo las mantas o sentados próximos al fuego. Luces y adornos sobre abetos y otras superficies han llenado las calles de nuestra ciudad en las fiestas navideñas. Pienso en estas fechas que cada vez comienzan antes gracias a las grandes empresas y se me viene a la cabeza el consumismo, las compras compulsivas y los compromisos familiares. La Navidad está servida. Un menú con diferentes platos sobre la mesa. Según los gustos y las apetencias habrá sabores revueltos con sensaciones para todos los comensales.

Una bella excusa para reunirse con los seres queridos a rememorar recuerdos, por eso propongo para esta playlist el tema de Anxo Lorenzo Confuxon. En mi plato, tradición, que sienta de una forma reparadora, cual caldito de domingo tras una gran nevada. Aunque el gallego se sirve de fusiones más modernas como la electrónica; las gaitas y la música celta siempre me transportan al hogar, a la fiesta tradicionalmente pagana, a la tierra, y con ello a la infancia. Aparece la morriña, esa palabra galega que no tiene traducción al castellano. Son momentos de costumbrismo envuelto en papel de regalo. Es Rosalía con su arte flamenco empaquetado en trap. Su desgarradora voz de cante jondo recubierta del brillo de producto perfectamente creado para el mercado.  

1. Confuxon Anxo Lorenzo

2. No face Haley Heynderickx (canción aportada por Leticia Delgado).

Esta época del año a Leticia le afecta de la misma manera. Ella sugiere a Haley Hendrerickx, y sus punteos melódicos de guitarra, que consiguen crear una atmósfera de introspección que invita a hablar con una franqueza que ya no se lleva. Esa sinceridad que se puede ejercer con la familia o con los mejores amigos. Como se suele decir donde hay confianza da asco, pero están las cosas claras. Y se podría convertir en un buen propósito de año nuevo. Momentos en los que te quedas con la duda sobre qué ha pasado, pero no preguntamos. Mejor no saber y seguir esperando. No queremos escuchar las verdades que quizá duelen más que la incertidumbre que desgasta hasta el hueso, pero que no rompe.

3. Will Soon Be A Woman de Ibrahim Maalouf (canción aportada por la ilustradora Melijne Marell).

Sumidos en la melancolía de una repetición de acordes de piano, aparece una trompeta interesante y una base jazz de mambo anunciando fiestas elegantes. Le siguen unas apasionadas violas tangueras que cubren de cierto dramatismo la melodía. Es una fusión intensa y penetrante de la que no saldrás indiferente, alimentar tus oídos con este plato agridulce enriquece cuerpo y alma. Pronto serás una mujer. Así nos lo cuenta la ilustradora Melijne Marell o así me lo imagino cuando escucho su propuesta Will Soon Be A Woman del polifacético libanés Ibrahim Maalouf. De casta le viene al galgo, tal como a Ibrahim no le podría venir de otra manera, sino con muchísimo talento; entre padre trompetista, madre pianista y tío escritor.

4. Santa María da Feira de Devendra Banhart (canción aportada por el pintor Íñigo Navarro Dávila).

Con sonidos caribeños, desde lo más hondo de Venezuela, llegan las maracas, semillas y güiros. Nos ofrece momentos gustosos, esos en los que el sol de invierno calienta hasta los huesos. ‘Pensando en ti, caminando […] La gente buena solo goza nunca hay pena’. Todo es buen rollo para Devendra, que en esta ocasión elige el castellano, idioma más propio para la relajación de deberes y obligaciones que hemos disfrutado durante las fiestas. Una ensoñación que sabe a un aperitivo de terraza soleada, un aperol splitz o un Martini, acompañando unas aceitunas o unos nachos con guacamole.

5. I lived on the moon de Kwoon (canción aportada por Lorena Blanco).

Podría ser el momento del postre o una merienda en mitad de la tarde, incluso un vaso de leche con galletas antes de ir a dormir. Es la dulzura blanca y, a la vez, dura de una peladilla. Es el momento de recogimiento de uno mismo, donde hay una parte agradable de estar en paz contigo, en diálogo con tu niño interior. A la vez esa dureza de la capa externa, la hostilidad del medio, y el centro de la realidad, de tocar tierra o almendra en este caso. Pero no dejes que esa almendra amargue tus sueños, que la sociedad no te permita soñar con la magia, las luciérnagas y la luz; vuela. Los franceses Kwoon, además, contaron con esta ilustración digna de reconocimiento en su videoclip; premiado en el festival Animayo.

6. Locomotive Breath de Jethro Tull y The Trooper de El Fary (canciones aportadas por el fotógrafo Valiente Verde).

Para Valiente Verde el plato sería algo divertido, me imagino los digestivos o las copas de la sobremesa que tanto nos gustan en estas celebraciones. Incluso temas válidos para salir de fiesta en Nochevieja o Reyes. Propone The trooper interpretada por El Fary. Un temazo de Iron Maiden que acompañado por el bailecito y las caras del fallecido cantante madrileño no tiene desperdicio. Y se termina volviendo loco con la locomorta de Jethro Tull sobre el escenario en un directo impresionante de más de 10 minutos. Locomotive Breath que no puede bajar su velocidad, arrancaron la palanca y no puede parar.

7. For new starts de Centro-Matic (canción aportada por Andrea Farré).

Es el día de año nuevo. Tras la resaca, los primeros propósitos para los 365 días siguientes. 365 nuevas oportunidades para los nuevos comienzos. La banda rockera de Texas nos anima con sus voces mecedoras y aterciopeladas en esta balada. Nos ayudan a tomarnos esas iniciativas como metas importantes y fáciles de conseguir, y no al contrario, como propuestas imposibles, que sabemos que no cumpliremos más que unos pocos días.

8. Perfect day de Lou Reed (canción aportada por la pintora Federica Poletti).

Para Federica también es el día perfecto para pasar la resaca. Día de mantita y peli, de no hacer nada o de hacer de todo, pero contigo y sin problemas. En esta versión en directo resalta más la esencia de la canción, de la perfección del día. Podría ser sabor a palomitas de esa película para pasar la tarde, tirándonos alguna intentando acertar en la boca del otro. O como un plato que cocinar juntos. Podría ser un bizcocho, y mientras lo amasamos jugamos con la harina, nos manchamos y lo disfrutamos. Ya tiene sabor antes de hornearlo. Pero la espera mirando la ventana del horno siempre ha tenido un paladar lleno de matices.

9. Brand New Start de Paul Weller (canción aportada por Rosetta Kedzierski).

Totalmente día uno de enero; nuevos propósitos, aclarar pensamientos. Pretender ser mejor persona y actuar mejor, con más humanidad. John William, como se llama realmente Weller, a sus 50 años, con un punto de experiencia, es consciente de lo que es la vida y hace este balance que nos regala con una canción muy sincera. Imagino que para Rosetta significa pasar el testigo de esta reflexión, para que seamos responsables y conscientes de las repercusiones de nuestros actos. Hasta imaginar que podemos cambiar los resultados, si cada uno modificamos una pizca de nuestros errores. Codificándolo en un manjar a la mesa, sería un plato sano, elaborado y equilibrado. Unas verduras y pescado a la plancha, o arroz con pollo, pero eso sí todo ecológico, de huerto sin pesticidas y granjas con animales semilibres, sin explotar mares ni mercados.

10. John Wayne Gacy Jr. de Sufjan Stevens (canción aportada por el pintor Paco Lafarga).

Paco Lafarga se recoge en la espiritualidad de Sufjan Stevens, un norteamericano que nos sorprende con cada uno de sus trabajos. Stevens tiene álbumes electrónicos, otros de folk, incluso uno de temas navideños. Muchas veces remite a sus creencias  o al misticismo, ya que recibió una educación religiosa y estudió en escuelas cristianas. Se caracteriza por usar instrumental exótico. De hecho sus primeros pasos autodidactas en la música fueron dominando el oboe y el banjo. Y en la historia de John Wayne Gacy Jr. se marca una composición ‘parasinfónica’ que toca la sensibilidad de cualquiera. Es una navidad atípica. No por ser veinticinco de diciembre vamos a ser felices y todo va a ser dulce. Puede, y ocurre a tanta gente en el mundo, que la cifra o el mes en el calendario no varíe en nada su desdichada vida. Para John es una comida normal, serían unos huevos fritos con patatas, podría ser que hasta mojara la yema con un cuscurro de pan duro.

11, Hey de los Pixies (canción aportada por Julia Soboleva).

Este tema entre lo ácido del post punk y el frescor del surf rock desprende mucha actitud independiente, no busca ser comercial, podría ser un taboulé con menta. Un plato ligero para comenzar la dieta para rebajar esos kilitos que solemos coger entre polvorones y turrones. Los Pixies son un cuarteto complejo, lleno de contradicciones. Fueron más influyentes que exitosos a nivel comercial, y Nirvana fue una de las bandas que recogieron el testigo. O que en lugar de ser más escuchado en su país de origen, los States, tuvieran más seguidores británicos.

12. Beatrix de Cocteau Twins (canción aportada por el escritor Rubén Bleda).

Un momento de viaje, ya sean recuerdos o pensamientos; hacia dentro o hacia fuera; realidad o ficción. De crecimiento personal o de introspección. Pero eso sí, viaje mental o un sueño de los Cocteau Twins y su dream-pop. Una travesía desconcertante con un destino incierto como Alicia in Wonderland. Puede tratarse de la vuelta de la ciudad donde pasamos las vacaciones. La vuelta al trabajo y nuestra rutina, con las maletas cargadas de sucesos y conversaciones todavía por digerir. Se materializa en la comida en lata o tupper del primer día de trabajo.

13. House by the beach de The Wave Pictures (canción aportada por Txetxu González).

Los rockabillies o rockeros independientes The Wave Pictures y Txetxu esperan en la casa de la playa a que llegue la primavera y el buen tiempo. Cansados del frío del invierno, colocaría este corte del disco Look inside your heart en un día entre fiestas, haciendo balance de uno y esperando otro, entre el 25 y el 31 de diciembre, por ejemplo, o entre el 1 y el 5 de enero. En un estado que pide lo imposible, que llegue la primavera, que se encuentra entre la apatía y las ganas de pasarlo bien que refleja la voz de David Tattersall, el cantante y cofundador de la banda que al principio se llamaba Blind Summit

Con este deseo para los Reyes Magos de Oriente despedimos esta playlist. Aclarando que nos gusta el invierno para el recogimiento, las conversaciones con nosotros mismos y mimarnos junto al fuego. Las Navidades para descansar y disfrutar con quien queremos de verdad, nada de compromisos, rescatando los buenos momentos de reunión familiar, pero deseando que llegue el buen tiempo, el sol nos alimenta más que algunos de los platos que nos ofrecen estas fiestas llenas de opulencia.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from MÚSICA

Ir a ... Top