IRENE CRUZ El límite entre lo real y lo ficticio

Edición:
Déborah Guerrero
deborah.g.ca@gmail.com
Madrid/Berlín. 03/04/2019.


Irene Cruz (Madrid, 1987). Es fotógrafa y vídeo-­artista. Actualmente vive y trabaja en Berlín. Licenciada por la Universidad Complutense de Madrid en Publicidad y Relaciones Públicas y en Comunicación Audiovisual. Realizó el Máster Internacional EFTI, especializándose en Fotografía conceptual y creación artística, además de un curso sobre iluminación narrativa cinematográfica (dirección de fotografía de cine).

Cuenta ya en su currículum con más de cuatrocientas exposiciones de fotografía, videoarte y vídeo-instalaciones en todo el mundo, destacando lugares como el Palais de Tokyo de París, el Círculo de Bellas Artes o el Palacio de Cibeles en Madrid, La KunstHalle o la Deutsche Oper de Berlín, Project Art Space de Nueva York, el MUA de Alicante y el Da2 de Salamanca. También ha participado en diversas ferias como ARCO o Art Madrid y Positions (Berlín). Además, en Abril de 2017 fue la artista invitada e imagen de la feria La Quatrieme Image de París.

Ha ganado premios importantes tales como el Accésit de Fototalentos de la Fundación Banco Santander en 2010, el segundo premio de Fotografía Fundación AENA, el primer premio en el II Certamen de Fotografía CFC‐Iberdrola en 2014, y el premio a mejor pieza de Videoarte de 2014 por la plataforma internacional Elmur.net.

Ha participado en el Festival PHotoEspaña ininterrumpidamente desde el año 2012 en diversas galerías y centros. También ha sido galardonada como la Artista Emergente con más proyección internacional por el jurado especializado de Why on White, formado por los galeristas y gestores culturales más importantes del momento. Irene además ha finalizado su primer largometraje como directora de fotografía, ‘Diana’, bajo la dirección de Alejo Moreno, que ha estado en cartelera nueve semanas en diversas ciudades españolas, además de pasar por festivales como Málaga, Montreal, Bahamas, Seminci, Abycine y Huelva.

También da clases y seminarios en Universidad Complutense de Madrid, en la Universidad de Darmstadt y en la Freie Universität de Berlín.

Me fascina la fotografía desde que tengo uso de razón.  Mi padre es aficionado y cuando era pequeña me parecía magia ver cómo proyectaba con diapositivas en la pared del salón de casa. Mis padres me regalaron en un cumpleaños la primera cámara que tuve, era una Nikon analógica compacta que perdí en una de las excursiones del colegio. Así empecé. Mi abuela me las  llevaba a revelar a los típicos chinos del barrio del Retiro (Madrid) y me preguntaba por qué hacía fotos siempre a perritos, gatitos, naturaleza… y por qué no retrataba a mis amigos o mi familia.

Hago casi todo en analógico. Tengo una cámara heredada de mi padre, una Nikon FA de 35mm. Con sus mismas lentes grabé partes de ‘Diana’, mi primer largometraje como directora de fotografía. Mi cámara predilecta ahora mismo es la Fuji GW690III 6×9, de formato medio, ya que tengo la posibilidad de revelar y escanear mis propios negativos con el escáner Imacon que comparto con los chicos de mi colectivo FKK de Berlín. Entre sacar fotos o grabar vídeo no sé qué elegir, depende del momento. Ahora me reta más el vídeo, pero si no hago fotos, no soy yo.

Durante mi proceso de búsqueda encuentro destellos que me hacen sentir afín, es un punto de reflexión ante la vida. Los colores que me identifican son el azul y el verde, pero también lo natural y lo desnudo. Me gusta separar el desnudo natural del erótico. Me interesa el ser humano como ser, como parte de la naturaleza. Es impersonal, somos todos. No hay que tenerle miedo al cuerpo, es nuestro templo y hay que cuidarlo. Dicen que mis fotos son la pureza y no se equivocan. También me gusta hablar de la feminidad, la mayoría de mis musas siguen siendo mujeres.

Los seres bajo el agua forman parte de la Madre Tierra, es el punto más importante. Hablo sobre cómo maltratamos nuestro planeta. Estoy muy concienciada con eso, evito usar plásticos en la medida de lo posible. Tampoco apoyo el hecho de consumir carne todos los días, aunque no me considero vegana, pero cuando acaban las cosas en la basura no puedo con ello. Tengo unos hábitos en los que busco un equilibrio, una concienciación, dentro de todo lo que puedo permitirme.

Las personas que levitan en mis fotografías representan la conexión entre lo real y lo ficticio. Está todo conectado y me gusta jugar con esa dualidad del límite. No me gusta cuando separan esos dos mundos. Somos mucho más que unos pies sobre el suelo, somos energía. Me gusta que los pies vayan descalzos por el hecho de estar unidos directamente con la tierra –generalmente húmeda– y todas las sensaciones que esta transmite.

El noventa por ciento de las veces que viajo, es por trabajo. Estuve en Japón trabajando con Isabel Muñoz, solo me llevé la cámara de mi padre porque no pude llevarme más equipo.  Si es por temas personales, echo algo más en la mochila. También me suelo llevar a todas partes una cámara Instax, me gusta sacar de forma instantánea los recuerdos.  Para mí la fotografía es como el habla. Si me la quitas, es como quedarme muda, me vuelvo profundamente infeliz. Necesito hacer fotos como forma de supervivencia, es la manera de encontrarme conmigo misma.

Ser la directora de fotografía de ‘Diana’ y formar parte del equipo de la película, fue para mí una experiencia muy gratificante, éramos muy pocos y tuvimos un buen resultado.  Alejo Moreno, el director, se fijó en mí por mi forma de mirar, por la poesía que requería la historia. Me eligió por el tratamiento de la luz y me sentí bastante libre a la hora de trabajar. Hasta en  la dirección de arte influyó mi visión, hay muchos azules y verdes (risas). El 4 de Abril se presentó en Berlín, en Factory (lugar donde trabajo, es una especie de club de emprendedores y autónomos). Uno de los distribuidores que vino a este primer visionado, la ha metido en un ciclo de Cine Español en el cine Babylon, así que estoy contentísima, la presentamos allí el 3 de Mayo. La peli ya ha echado a volar, además de en Alemania y en todos los festivales en los que ha sido seleccionada, se ha estrenado también en Polonia y en Portugal. Ya iré contando novedades cuando sean oficiales.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*