REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

LUZ PICHEL "Las manos muy ocupadas en trabajos de la tierra"

Edición:
Maite Martí Vallejo
maite.mart.vall@gmail.com
Barcelona/Alén/Pontevedra/Madrid/un seto. 10/05/2019


Luz de las dos direcciones

 

Luz Pichel (Alén, Lalín, Pontevedra, 1947) alterna su residencia habitual en  Madrid, donde vive desde 1970, con pequeñas temporadas de descanso en su aldea de Alén. Es autora de los libros de poesía El pájaro mudo (Ediciones La Palma, 1990; I Premio “Ciudad de Santa Cruz de la Palma”); La marca de los potros (Diputación de Huelva, 2004; XXIV Premio hispanoamericano de poesía Juan Ramón Jiménez); Casa Pechada (Fundación Caixa Galicia, 2006, XXVI Premio Esquío de Poesía);  El pájaro mudo y otros poemas (Universidad Popular José Hierro, 2004. Reune este libro la reedición de su primer poemario junto a nuevos trabajos como Ángulo de la niebla, Cartas de la mujer insomne y Hablo con quien quiero). En 2013 publicó cativa en su lughar/casa pechada (Col. diminutos salvamentos, ed. Progresele, Madrid), en 2015  tra(n)shumancias (Col. eme, ed. La Palma, Madrid . Su último libro hasta el momento es CO CO CO U (La uÑa RoTa, 2017).

«No ir comprendiendo es ya gozar» me dijo Luz un día. Otro, me dijo que estaba detrás del seto. «Estamos por la lengua», diría al tercer día. Ha pasado casi un año y ahora me manda un paquetito de moras y esto:

 

Por la tarde recogen las espigas de una en una hasta los cientos.
Las atan en pequeñas gavillas de a cien.
Sus espaldas no ceden, sus cuerpos son de junco, por sus médulas blancas corre leche.

Si los vierais sentarse ¿para qué venden varas con nudos en la feria? ¿para qué?

Con esas cien espigas haré
un gramo de pan y les diré comed
comed este cuerpo de las cien espigas
no lloréis.

 (El pájaro mudo, 1990)

*

Santa Lucía vive en una caja de madera preciosa con puertas de cristal. Es pequeña y azul y le brillan los ojos como al perro de Emérita. Cada viernes Emérita y su perro nos la traen a casa para que sea nuestra y yo paso con ella el día entero si me dejan la mar de entretenida. No me permiten, claro, colocarle los vestidos de trapo que escondo para ella debajo de los colchones ni apagarle esa luz que gasta tanto y que a punto estuvo de quemarla una vez.

Los lunes llevo con cuidadito a Santa Lucía a la casa de Pedro para que sea de ellos y rece por los cuatro niños que les nacieron mucho antes de nacer. Ayer se me cayó la lámpara de aceite de la santa en el portal de la casa de Pedro, se derramó el aceite y se apagó la luz.

En el suelo el charco dibujó la figura de un diablo que reía con alas de murciélago y dientes espumosos. Ahora sé que un día se caerá la santa y se romperá o que, de todos modos, ya no podré dejar de ver en el portal de Pedro de mi cabeza las figuras del suelo.

(La marca de los potros, 2004)

*

O que se ve mirando

Mirei polo poxigo da porta dos monicreques
e vin as noces na nogueira
a herba no prado
a tapa do pozo negro ao ras do chan
as marabillas de cor laranxa
á beira do pozo negro
un loureiro nacendo entre as pedras do valo
unha malva pequena que escapou da gadaña
e é boa para durmir
un cabalo ao galope polo ceo adiante
camiño de Fisterra.

Adrián, todo sucio e queimado do sol,
mátase a rir mirando brincar a galiña
despois de morta.

Todo está no seu sitio.
Xa me podo marchar.

(Casa pechada, 2006)

*

Lo que se ve mirando

Miro a ver qué se ve
por el postigo de la puerta de las marionetas.
A ver qué se escucha.

Y vense las nueces e nel noghal,
la hierba e nel prado
la tapa del pozo neghro a ras del suelo
la risa que no para de Cativa[1]

una planta silvestre
Cativa toda sucia
una maravilla la raíz en las aghuas negras
las risa retornada de Cativa
Cativa requemada del sol
una maravilla de color naranja a la vera del pozo negro
la risa
un laurel pequeñito entre las piedras
Cativa
una malva escapada de la guadaña
buena para dormir
la risa de Cativa
Cativa sobre la tapa del pozo negro
un caballo al galope por el cielo adelante
camino del Findaterra.
Cativa toda sucia requemada del sol
la risa suya
Cativa                  que  mátase con la risa mirando brincar
una gallina descabezada.

Paréceme que todo queda puesto en su sitio,
ya me puedo marchar.

(Cativa en su lughar, 2012)

[1]Cativa es pequeña, bonita, una figurita del mencer que rompe, queridiña. Cativa no tiene edade de trabajar, Cativa es mala, desghraciada, ruin, no sirve. Cativasometida, cativapresa. La mujer arrulaba en su dentro una niña cautiva desde lo inmemorial, presa la tenía y bien se ve que sí.

*

descansa a cabeza      harriet tubman    na vía do tren

e dorme      ela vai por diante     porque sabe linguas

entende os letreiros        aguanta os paus / los palos

coñece os camiños de ferro sub da terra       e ve o que non

se ve       e soña o que non se soña      a caronciño / a la

verita de harriet     as outras dormen todas       sobre da vía

as viaxes sen retorno fanse  largas    as fragas / bosques

meten moito medo    meten medo os bichos e os

estraperlistas        algúns países están lonxe de máis /

quedan tan tan lejos     algunhas mañás / mañanas non

chegan nunca á estación dun tren / no llegan nunca nunca

pasan na escuridade as cousas semellan vultos        os que

se moven cargando con sacos de liño / lino ou cunha

velliña ao lombo / una viejecita sobre los hombros

semellan lobos      néboa / niebla      na man aberta ten

escrito a muller un verso con tinta de cor laranxa    a vía

do tren non é unha almofada xeitosa / una almohada

agradable no es la vía de un tren        o frío non permite

acomodar as ideas sen perigo / peligro      durme e soña

dicía a mensaxe        o soño canto máis fondo máis lonxe

te leva / más lejos te transporta                extranxeiriña

(Tra(n)shumancias, 2015)

Luz de la Huerta.

 

preséntase a fighura dunha árbora rara cun nove

raíces ó aire sete fracuchchiñasñas    e dúas ghrosas       troncu

xighante       nin sete abrazus encadeadus darían

pra abrazalu #     as pólas eran  a) dúas nu mediu tiraaaaaaandu

cara a riba

e b) sete

vulteadiiiñas cara abaixo       cousa de indiciar  tristura

a folla aínda verde toooda pulu chan  estrada

alghu que parece un nenu sucísimo come

cireixas debaixu     unhas boas outras a medio

cumer dus paxxxarus      e nin era un nenu era

un home pequeniñu      nun sabía

recoñecel a cireixa podre

as dúas raíces máis cativas       semellan

engharameñadas unha noutra       a de máis á squerda remata en dous

gharabullus recubertus cun escarpíns de la e botas de cor vermella

sendu néghralas antepostas botas da raíz  cocupa a posición da dreita

o rapas vai en canelas

ponse a medral a árbora nese intre e espáaaaallase cuma

a  masa na artesa meeedra      e meeedra pros ladus e pro ceu ata

desaparcer detral as paisaxes e nun se ve máis ca esa rareza unírica

us us us      us za

us zapatiñus estrulladus pulu volume da masa

*****************************************************************************************

apaece la figura duna árbola rara con nueve

raíces al aire siete     escuchchchimizás y dos muy gordas            tronco

gigante       ni siete abrazos encadenaos darían

pa abrazarlo     las ramas eran a) dos en el medio tiraaaaando

parriba y b) siete

volteadiiiiitas pabajo       cosa de indiciar tristeza

la hoja toavía verde tooooda por el plano  esparcía

algo que paece un crío sucísimo come

cerezas debajo       unas buenas otras a medio comer

de los pájjjjaros y ni era un crío era

un hombre chiquito    no sabía

reconocer la cereza podría

las dos raíces más canijas     semejan

enredadas luna en la otra         la de más a la izquierda remata en dos palitroques

recubiertos con unos calcetines de lana y botas de color rojo siendo negras las antepuestas botas de la

raíz cocupa  la posición de la derecha

el crío va en pernetas

pónse a agrandar la árbola en ese instante y desparráaaamase como

la   masa en la artesa suuuube        y suuuube pa los laos y pal cielo hasta

saparecer atrás los paisajes y no se ve más que esa rareza

onírica lo lo lo los za

los zapatitos estrujados por el volumen de la masa

 

(CO CO CO U, 2018.  Con la versión al navero de Ángela Segovia.)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Latest from POESÍA

Ir a ... Top