REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

Tag archive

ay del seis

MAURIZIO MEDO "Para dejar un rastro en las pampas" o al auxilio del lenguaje

Edición:
Maite Martí Vallejo
maite.mart.vall@gmail.com
Barcelona/Arequipa. 11/05/2019.


Maurizio Medo

Maurizio Medo (1965). Vive en Arequipa, Perú. Es autor, entre otros libros de poesía, de Manicomio, Dime novel, Cuando el destino dejó de ser víspera [Antología] e Y un tren apareció en la curva con varias ediciones en Hispanoamérica. Su obra poética ha sido traducida al inglés, francés, checo, croata, portugués e italiano. Obtuvo reconocimientos tales como el Premio Internacional de Poesía “José María Eguren, 2005″, organizado por el Instituto de Cultura Peruana y el Latin American Write Institute en la ciudad de New York. Dirigió durante 10 años el espacio de escritura Transtierros. Desde el año 2011 está al frente del proyecto País imaginario: escrituras y transtextos.

Maurizio comparte tres poemas de Las interferencias. Libro que celebramos mucho. Lo tenéis en Ay del seisnou de trinca, con epílogo iluminador de Berta García Faet y prólogo con no menos luz de Julio César Galán.

 

14.

                                                         A Rafael Espinosa

 

La radio cantó la balada de una mujer
(tres veces muerta) hasta que secó
como uno de esos almiares dejados
atrás en la carretera. Yo seguía en
el auto, resignado cuando de pronto
cruzó un gato. Era negro, ¿la cábula
pactada se cumple cuando no hay
movimiento y en los hospitales las
diferencias entre sábana y mortaja
redujeron por una huelga en la oficina
de Recursos y Mantenimiento?

El gato cruzó otra vez sobre
todas las otras cosas.

La suerte es así.

Nunca está en frente.

Entonces la realidad hizo chasquear su tálero
y como sólo puedo conocerla a través de mí
(por el retrovisor de algo tan condicional
como la vida) a medio camino
de ningún sitio. Me sentí un huésped.

Después de tanto pisar los pedales el auto
ya no responde. Se abandonó por entero
(como la vida) sin ninguna esperanza de auxilio
hasta oír algo que los árboles
no pudieron contarme:

el gato estaba sobre el parabrisas, listo
para atentar contra mis pensamientos.
Tanto que me atreví a vaticinar:

los árboles hoy no me contarán nada.

Les hace falta cierto nivel de oscuridad para
que su fotosíntesis incluya también
la producción de símbolos.

El gato es un signo.

No es como la araña, o la idea
de la araña que existe al desaparecer
de la tela.

—Es un signo—me dije, en medio de
la crisis de los signos. La soledad
ha sido ocupada por cierta manía
de la historia: perpetuarse
aun cuando nada acontezca.

Y como no es superficie… para dejar
un rastro debe cruzar las pampas
de ciertas frases hechas (y los ribazos
de esas mismas frases) sin palabras
definitivas, de un lugar a otro
hasta desaparecer (como la araña
en medio de la tela).

No consigo descifrar qué callaron
los árboles en esos rojos de hibisco.

Esto no hará aparecer al Servicio de Grúa.
Ni conseguirá que el Hombre Manco aprenda
a preguntar qué flor expresa la fatalidad de
los días. Y como nadie le responderá azucena.
El oficio de florista existe solo en una canción
de una forma tan emotiva que consigue
conmover hasta a los perros.

*

21.

EL AVIÓN PLATÓNICO no existe
José Miguel Ullán

Mis contemporáneos se preocupan por escribir bien
sus nombres en los troncos de una red de palmeras
antes de descifrar la ideología que produce el
boosterism de un sistema adjetival.

Hablan desde un lenguaje adonde la poesía ladra
buscando cerrar la elipsis en vez de morder.
O caso contrario interpretan la hermenéutica de
lo que pudo decirse antes de que el símbolo
se eleve por el aire como un globo inflado
con helio caliente vaciando el valor
de los contenidos que tuvo alguna vez.

Yo no creo en un arte del lenguaje reciclado
con el tono causal de cualquier conversación.
Tampoco en la doctrina que lo confisca dentro
del material que lo forja antes de encontrar
el canal con qué transmitir sus naturales
sentimientos de dudas. Y menos en un plan
que no incluya lo indecible a través
de la mediación del error. En la Biblia existen
sesenta y tres referencias al cielo.
Pero no mencionan nunca un color.
Yo no creo en el cielo.
Prefiero leer a Lao Tzu.

*

22.

Hasta los 30 hablé con mis contemporáneos.

Hoy con la historia.

Pero no me responde.

La vecina dijo:

tampoco perdona.

 

 

 

 

 

ÁNGEL CERVIÑO La seda americana de un gallego

Edición:
Maite Martí Vallejo
maite.mart.vall@gmail.com
Barcelona/Lugo/Madrid. 19/12/2018


Ángel Cerviño

 

Ángel Cerviño (Lugo, 1956). Escritor, artista visual y comisario independiente.
Ha publicado los libros: Meltemi (+Tomas falsas) (Ay del seis, Madrid 2017); Exogamia (Ediciones Liliputienses, Cáceres, 2017); ¿Salpica Dios como un expresionista abstracto? (Balduque, Murcia, 2016); Impersonal (Amargord Ediciones, Madrid, 2015); ¿Por qué hay poemas y no más bien nada? (Amargord Ediciones, Madrid, 2013); El Ave Fénix solo caga canela, con el que resultó ganador del XV Premio de Poesía Ciudad de Mérida, (DVD Ediciones, Barcelona, 2009); Kamasutra para Hansel y Gretel (Ediciones Eventuales, Madrid, 2007); y numerosos textos críticos en torno a la crisis de la representación y las nuevas prácticas artísticas en revistas, catálogos y publicaciones de arte contemporáneo.

Los siguientes poemas forman parte del libro en proceso La explotación industrial del gusano de la seda:

PLANIFIQUE SU RIGOR MORTIS
(Pieza de conversación #1)

HAMLET: (habla a una calavera que sujeta entre las manos) / ay / pobre Yorick / era un tipo de ingenio infinito / de fantasía estupenda / mil veces me cargó sobre sus hombros / y ahora ¡cómo me repugna pensarlo! / el estómago se me revuelve / aquí colgaban los labios que besé no sé cuántas veces / ¿dónde están ahora tus burlas y cabriolas? / ¿dónde… 

CRÁNEO DE YORICK: / ¡alto! / no sigas / (Hamlet se sobresalta al oír hablar a la calavera / separa las manos y la deja caer sobre el barro fresco que bordea la tumba / cuando su rodar se detiene, el cráneo continua hablando) / por favor / para un momento / no me vuelvas a colocar ese parlamento / dame un respiro / ¡te lo ruego! / / ya está bien de tanto ser y no ser / de tanto dormir o morir o tal vez soñar o qué más da / palabras / palabras / palabras / ¿no era silencio todo lo demás? / deja de repetir tus falsos poemas / no son más que ejercicios de dictado / palabras que alguien ha puesto en la cabeza y tú repites como cotorra de rebotica / / cuenta algo tuyo / aunque no sea más que una vez / salte del papel / ábrete las carnes / muéstrate tal como eres / ¿no tienes nada que decir? / algo se debatirá en tu mente mientras repites con mansedumbre esos soniquetes impostados.

HAMLET: / no sé si te entiendo / amigo / siempre creí que esas palabras eran mías / pues yo las profería / / qué otra cosa somos sino los pensamientos que nos damos / las frases que nos decimos / cada noche se abren incontables labios que susurran /¿cómo discriminar las voces? / ¿cómo olisquear lo propio? / ¿quién escribió nuestro nombre en el libreto? / ¿y qué sé yo de la hideputa Dinamarca? / / en todo caso el artificio ha llenado mis horas / y quizá con eso basta / me ha regalado pasiones / discursos / líos de familia / arrojo pospuesto / gestos grandilocuentes / incluso en los cara a cara del plano corto me fue permitido ejercitar el colorido de mi ingenio / y en algún recodo pude cortejar y perder a la dulce Ofelia / quizá deba mostrarme agradecido y satisfecho / no hacer preguntas / no hurgar las llagas con el dedo.   

CRÁNEO DE YORICK: / tu noche parlante no es más que noche americana / day for night / un truco cutre de producción / Ofelia apenas una sombra / una lámina de figurinista / el eco ahogado de unos desvaríos que ni siquiera son los tuyos / no sé qué pasará si abres los ojos / quizá muramos definitivamente y nuestro mundo calle para siempre / realmente estamos tejidos de una trama más sutil que la materia de los sueños / -si nos está permitido mudarnos por un instante de obra- / la ciudadela la defienden murallas de humo / la memoria se agita cual sombra de banderola / evasiva como el recuerdo de un perfume / en verdad toda palabra es de otro / haberes vacíos ebrios de trámites / canción de cuna lejos de casa / / podrías tener razón y ya no queda otra que echarse atrás / tomar distancia / en el juego de posiciones solo se dan acuerdos momentáneos / el sosiego no suele hacer acto de presencia / el ansia dobla siempre hacia otro lado y envía a sus comediantes / de este desierto solo saldremos por el portillo entornado del texto / tómame de nuevo en tus manos / sacude el barro de mis sienes / mírame a las cuencas y repite esas frases tan hermosas / Alas! poor Yorick / el show debe continuar / alcancemos de una vez el desenlace. 

(Se oscurece el escenario y cae lentamente el 

TELÓN)

 

*****

 

LA INVENCIÓN DEL FUEGO Y DE LA METÁFORA
(Pieza de conversación #3)

 

ASUNTO DEL POEMA: / soy el pardal que canta sin que nadie aplauda / quizá me faltó obsesión / con desconsuelo profesional picoteo la copiosidad / bayas ruedan de rama en rama / coceo un poco y me dejo estar / acicalo mis garras de caramelo / / pieza a pieza se levanta el edificio en el manglar / maderas de la playa y nubes de antaño / pecios pulidos por otras manos / su salitre / sus temporales / / pasa un perfume donde ya no estoy / soy el júbilo del colibrí posado en la guadaña / bebo en los charcos del Edén / con el desdén del joven esclavo / en los ademanes del trance me encrespo con desgana.

MUSA DE CONVENIENCIA: / en volutas aleteas / roto arabesco / rumor silábico del goce / la alusión sopla las velas / tu voz tirita de posibilidades que no acaban de llegar / / aquí mal se enjambra el viento / riza las aguas / eventual Narciso persigues tu rostro en cristales de afinidad / dualidades discursivas que la imagen cohesiona (valga aquel charco por este llanto) / a la greña jadean en direcciones opuestas / como perros enganchados tras el apareamiento / / crees seguir un rastro y caminas sobre tus propias huellas en el barro / explorador siempre a punto de ser devorado por sus porteadores.

 

*****

 

FINANZAS DE LOS CUENTOS DE HADAS
(Pieza de conversación #6)

EL ARMADILLO: / como el tuyo correr / mi don es ovillarme / solo volar el de los vencejos / sin otro equipamiento / la larva se contrae para avanzar / la alondra grazna su hambre en la floresta / cada perro relame su entrepierna / las capacidades se proveen al pormenor en la oficina del espasmo / tómalo por el asa llevadera / experimental el botín que nos toca / referir lo ralo lejos de siempre. 

LA LIEBRE: / cuando el mundo estuvo cantado / se repartieron los papeles / cada uno tomó cuerpo dentro de su enredo / cada criatura se enrocó en un savoir-faire / echando mano de la obstinación / madre de todas las virtudes / se fajó un rostro y tiró p’alante / o como suele decirse / ¡cógeme en vilo que vienen dando! / rolando el viento algunos se retiraron con su goce al toma y daca de los desiertos.

EL ARMADILLO: / en el desierto solo se divierten las víboras.

LA LIEBRE: / ¿eso no es de Lawrence de Arabia?

EL ARMADILLO: (en un aparte, dando la espalda a La Liebre, se dirige al público) risible por fuera / nos alcanza porque no viene / carente de lección dura La Liebre. 

 

*****

 

COMPLEJIDAD DEL DESALIENTO
(Pieza de conversación #11)

[Escenario: grandiosidad operística, majestuosas columnas palmiformes, mampostería de cartón piedra con inscripciones jeroglíficas, interior de un templo decorado con kitsch faraónico para la representación de Aida en un teatro de escasos medios. Falsos fuegos de papel de seda y ventilador.

Vestuario: los cincuenta embalsamadores del coro, cabezas rapadas, túnica talar rojo cárdeno y mandil blanco con abstractas y variadas salpicaduras de sangre. 

El CORO, brazos caídos y rostro sin expresión, canta en tono grave y monocorde sus parlamentos, la VOZ EN OFF responde a través de la megafonía de la sala.]

CORO DE EMBALSAMADORES: / las palabras vienen a nuestras mentes a aparearse y reproducirse / danzas de cortejo / guirigay caníbal de los prolegómenos / demoran la culminación del espasmo / posponen Krakatoas a diario / mentiras de cazadores en la voraz vigilia de la hoguera.

(VOZ EN OFF): / a esa profundidad no alcanza la cadena del ancla / procuren eludir los excesos coreográficos. 

CORO DE EMBALSAMADORES: / lexemas ciegos nos parasitan para permanecer / larvas de futuras emociones / autoerotismo que el lenguaje se infringe a nuestro cargo / negrura a la que se llegó por cálculo / en nosotros hace escala / bestia fiduciaria / tu diplomático ir y venir.

(VOZ EN OFF): / todo monstruo reclama su laberinto / no se lastimen las manos en los cristales de las bardas.

 

 

 

 

Ir a ... Top