REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

Tag archive

fotógrafa

MONTSERRAT DIAZ La psique multidimensional

Edición:
Déborah Guerrero
deborah.g.ca@gmail.com
Madrid/Milano.


Fotógrafa autodidacta, Montserrat nace en Málaga y se traslada a Milán en el año 2000, donde se licencia en Lingue e Letterature Straniere por la Universidad Estatal. Actualmente se dedica a la fotografía, pasión que cultiva desde 2014, llegando a exponer por primera vez en Turín, en la feria de arte contemporáneo Paratissima XII. Desde entonces, su carrera como artista es imparable: ha ganado varios premios, se han publicado diversos artículos sobre su obra en algunas revistas digitales de fotografía italianas (Clickmagazine, Artevitae) y, a día de hoy, trabaja en diversos proyectos tanto en Italia como en otros países.

El arte siempre siempre captó su atención. Los padres de Montserrat tenían una marquetería en la que de niña pasaba horas mirando catálogos, fotos, pinturas y espejos. Las imágenes de la artista (tratándose principalmente de fotomontajes), responden a la necesidad de crear y reelaborar ese mundo onírico que le fascina. Esta reelaboración de imágenes capturadas a través del objetivo y que dan lugar a una nueva imagen, es un mecanismo semejante al que se produce cuando soñamos. De hecho, Montserrat nos cuenta que se inspira más en el realismo mágico de la literatura hispanoamericana, en la fantasía de Borges, que en el mundo de la fotografía.

Ritratto in bianco e nero – mattino

En la mayor parte de mis imágenes, la mujer que aparece soy yo, aunque cuando trabajo lo que hago es actuar. Me disfrazo, a veces incluso retoco mis facciones. Uso mi cuerpo como canal de comunicación. No hay narcisismo, no hay búsqueda de mí misma en sentido físico, pero sí psíquico. Me gusta descubrir, a trabajo terminado, de qué quería realmente hablar. Las otras figuras femeninas son chicas de mi familia con las que tengo mucha confianza y con las que trabajo cuando tengo ocasión. Creo que no podría trabajar con modelos porque amo la espontaneidad. Casi nunca parto con una idea fija y cuando sucede, como buena Aries que soy, no tengo tiempo ni ganas de esperar: lo tengo que hacer en seguida.

Blanca mañana, blanca espera (2016)
Atto poetico (2017)

Lo que intento con mi trabajo es desarrollar emociones semejantes a las que se viven cuando nos despertamos de un sueño perturbador. Todos hemos vivido alguna vez esa sensación de haberlo vivido realmente y hemos intentado comprender cómo y por qué hemos llegado a desarrollar ese sueño tan asombroso. Luego nos damos cuenta de que, tras esa creación onírica, se esconden miedos, dificultades, episodios y preocupaciones de nuestro día a día. Como decía antes, no siempre parto de una idea preconcebida, sino que me dejo llevar por el aquí y ahora, realizo fotografías de espacios durante mis viajes, o mías en casa (no tengo un estudio), o de mi hija. Después hago los fotomontajes dejándome llevar por sensaciones. Ahí es cuando me doy cuenta de lo que hay detrás de ellas, el mensaje que hay escondido … es como interpretar un sueño.

The Will to fly (2015)
Il mondo riflesso. Di ricordi e di ombre (2018)

El acto poético, como decía Borges, es absolutamente creativo, de la misma manera que lo es el acto onírico. Ambos actos producen creaciones absolutas que nacen de quien las produce sin interferencia de terceros, es decir, en total libertad. A través del fotomontaje disecciono fotografías y creo imágenes nuevas cargadas de simbolismo y de elementos conturbantes que cada uno puede interpretar basándose en su propio existir.

Malvasia (2017)

De pequeña me divertía jugando a disfrazarme para hacerme fotos “artísticas”. A veces mi hermano pequeño se ponía conmigo y pasábamos la tarde con la cámara, haciéndonos fotos. Hoy para mí en cierto sentido es como volver a la infancia. La fotografía me permite hacer algo que los mayores dejan de hacer normalmente, que es jugar.

VUOTO
SHADOWS I

A nivel artístico, retomé la costumbre de fotografiar hace cinco años. Con la excusa de hacerle fotos a mi hija, que ya andaba, me llevaba la cámara a todos lados y poco a poco empecé a hacérselas a edificios, a los árboles, a todo lo que me llamaba la atención. Descubrí que existía el minimalismo fotográfico gracias a internet y me introduje en grupos de Facebook para aprender y ponerme a prueba.  Me di cuenta de que tenía ojo y seguí aplicándome. De ahí nace mi pasión. Más tarde, descubrí las posibilidades artísticas que existían gracias a la manipulación fotográfica y me puse a estudiar cómo funcionaba Photoshop. En esto soy autodidacta (no tengo tiempo de seguir cursos y por otra parte siempre me ha gustado hacer las cosas por mí misma y a mi ritmo). Una de mis peores pesadillas hoy en día es perder mi cámara. Para mí, la fotografía es una forma de comunicar. Puedo dejar de hablar pero no de fotografiar.

Sogno lucido (2017)
Tempus fugit II 

Tengo varios proyectos, pero como buena andaluza, soy bastante supersticiosa y no me gusta hablar de ellos hasta que los haya realizado.

Terra madre I
Hic et nunc (2018)

 

MICHAELA KNIZOVA Rasgando el olvido

Michaela Knizova (Hnusta, Eslovaquia, 1982). Fotógrafa que también dedica el tiempo a serpentear en el vídeo y la performance. Su enfoque general es más intuitivo y estético que conceptual. Las fotografías de Michaela están compuestas de tal manera que nos recuerdan a pinturas clásicas. Sus principales campos de interés son los mitos en todas sus formas, desde leyendas antiguas sobre cuentos de hadas hasta historias urbanas actuales.

El autorretrato fue para Michaela, durante el primer período, su principal medio de expresión, que consistió en reinterpretar arquetipos y mitos populares, traladarlos a los tiempos modernos y darles una visión femenina. Con el tiempo, el proyecto se amplió a la interpretación de los mitos contemporáneos y a la creación de los de ficción.

Últimamente está explorando nuevas formas de contar historias, con un estilo de narración más indirecto y complejo. En lugar de simplemente visualizar un mito, crea el escenario, el mundo en el que sucede. Ha dado un giro a esa pequeña serie de retratos que cuentan una historia lineal, dando paso a una multitud de tomas individuales que crean un patrón complejo. Este patrón se convierte en el objeto, transformando muchas imágenes en una sola.

Michaela Knizova
Michaela Knizova

Visito iglesias y cementerios antiguos, me gustan los sitios históricos espeluznantes, pero la oscuridad está más conectada a mi expresión artística que a mi vida personal. Tengo un particular interés en el esteticismo de las viejas fotografías y en la cinematografía antigua. Estas obras contienen cierto tipo de visualidad melancólica y sentimental. Parecen oscuras, no por los temas que abordan, sino porque muestran una distancia en el tiempo, la extrañeza de una edad o época enterrada. Indirectamente, recuerdan nuestro paso por el mundo y la inevitabilidad de la muerte y del olvido. Es este tipo de oscuridad nostálgica la que me interesa y fascina.

Muchas de las fotos que hago son el resultado de mi propia intuición. Por lo general, suelo contar con un concepto a desarrollar desde el principio, pero este concepto a menudo evoluciona y cambia mientras trabajo. No intento expresar cosas específicas, es más como una especie de idea que trato de abordar y visualizar para mí, un viaje que se convierte en objetivo. Mis diferentes series son el resultado de distintas ideas. Lo que siento mientras trabajo, lo que quiero expresar no es realmente importante. El espectador debe hacer su propia interpretación de lo que ve.

Michaela Knizova
Michaela Knizova

La sociedad sigue estando hecha un desastre en general. Algunas cosas están mejorando, otras no. Como artista y mujer, creo que todavía estamos en una situación en la que se sigue considerando que el arte más ‘caro’ es el que está realizado, fundamentalmente, por artistas hombres. Pero en lo que concierne a mi vida, la verdad es que me importa muy poco lo que suceda en el mercado del arte. Yo principalmente creo cosas para mí.

Michaela Knizova

No tengo un ideal de vida. La vida es compleja, las cosas cambian, la utopía no existe.

A menudo trabajo con temas relacionados con cierta percepción del mundo antiguo. La mitología, la religión, pero también los mitos urbanos contemporáneos reflejan una forma de pensar arcaica. Estas cosas ya no son tal vez necesarias en nuestro mundo moderno, pero guardan cierta melancolía en su interior, un relato sobre la percepción del mundo pasado, un anhelo por las historias sencillas. Nuestra historia y nuestro pensamiento mágico-histórico aún nos definen de alguna manera. La magia conecta todos mis trabajos.

Michaela Knizova
Michaela Knizova

En este momento estoy trabajando en un proyecto basado en una mitología futura ficticia, dando vueltas alrededor del romanticismo y del idealismo futuros. Aborda los viajes interestelares y la búsqueda de un nuevo planeta. Estoy indagando mucho en la vida real y buscando buenas localizaciones de ‘ciencia ficción’.

Michaela Knizova
Michaela Knizova
Michaela Knizova
Michaela Knizova

 

 

Madrid-Bratislava / AÑO 2018. 

Ir a ... Top