REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

Tag archive

FranciscoJota-Pérez

FRANCISCO JOTA-PÉREZ El ciudadano experimental

Edición:
Maite Martí Vallejo
maite.mart.vall@gmail.com
Barcelona/Barcelona. 02/08/2018


Francisco Jota-Pérez

 

Francisco Jota-Pérez nace en Barcelona en 1979. Es novelista, ensayista, guionista y poeta. Autor de las novelas Aceldama (Origami, 2014), Pasaje a las dehesas del invierno (Esdrújula, 2015) y Teratoma (Orciny Press, 2017), los poemarios Napalm Satori (Premio Ignotus de poesía 2010), Máscara:Muerte:Rojo (Albis Off, 2012), el poema largo Luz simiente (El Transbordador, 2017), los ensayos Polybius (Antipersona, 2016) y Homo Tenius (Gasmask, 2016) y el cortometraje Nuestra amiga la luna (mejor corto de ficción del Festival de Cine de Málaga 2017 y mejor obra de Género y Vanguardia del Festival Internacional de Buenos Aires – Bafici 2017); colabora habitualmente en publicaciones especializadas en literatura de género y teoría cultural (Supersonic, Proyecto Hermético o Kokoro).

Podéis saber más en https://fjotap.wordpress.com/category/proyectos/

El siguiente poema es inédito:

 

 

(la luz en los templos del futuro)

Cálculo, la probabilidad, lo translúcido. En algún otro final.

El ingeniero social posa desnudo y clavado en la cruz, la presencia que arroja sombra sobre el anonimato, el porteador de los lotes de datos.

Ausente y presente solo como canalizador de las lógicas del capital.

—Se puede emplear cualquier variación de imágenes… cosecha luna encima del maíz vainas y calabazas, niño que enseña los dientes mientras se hace una paja, lobo que aúlla, búho en un árbol…—

Está enviando una señal, comparte el contenido de sí en las redes superficiales de desidia de la ciudad virtual, forja una llamada en línea estática hollada por las voces de la historia al revolverse en su propia cicatería, la indigencia de la historia al ser sobrepasada por los pulsos herejes de la piara de desconocidos que velan el sitio, portones de cochiquera abiertos bajo los pies de unos usuarios que, como el depredador subnormal de los dibujos animados, de momento no se precipitarán a la sima, pues están por completo imbuidos de ellos mismos y sus tareas y ellos mismos y sus tirones de orejas y aflojamientos gomosos de tripas y ellos mismos y esas opiniones suyas que calcan los unos a los otros de forma que la secuencia de calca vaya degradándose a una tasa de a persona-por-error, desarman el algoritmo y la función-tras-la-función abandona el nido, poco a poco a poco a poco, estructura el nicho y que la procesión de los impregnados de manera inesperada peregrine de los nodos-actuales a una mejor forma de fetichismo de la mercancía, a un chamanismo capitalista.

—…silbido de un tren lejano, el Lazarillo sostiene su cuenco de sopa vacío, la luz del sol en las piernas, la luz en los templos del futuro, bocas, ojos…—

El misterio de hoy aparece rodeado de atolladeros desiertos, como un centro que solo pudiese ocupar la voz cuando se encuentra en ese estado en que no es cuerpo, aunque sea emitida por uno de ellos, ni lenguaje, al que no pertenece aunque lo sostenga.

Aquellos que viven a oscuras en la posibilidad de devastación han encontrado un campo fértil en el que plantar nada, y todo lo demás es herejía. Así se modula una ficción del porvenir absolutamente imposible: aquella por la que el cambio no acontece.

En lo inmóvil, las lenguas se cuartean; con la fricción, se calientan y supuran una bilis diluida; tras la excreción, el alivio.

—…huelgas, colas en comedores sociales, expresión de crisis de problemas subyacentes, deuda, préstamo, no producción, el coche fúnebre de camino al crematorio…—

Será, aunque el efecto de distorsión del tiempo sobre el mercado de lo que es traiga un estado transitivo que vestir, localizable, cuantificable y explícito, sangre chatarra, un ahora quieto en el ahora de su propia paradoja consciente, chatarra estímulo, el arrojo de lo que no puede no ser en la forma, estímulo consciente, la transformación que pierde sentido en el tiempo, consciente enlace que se pregunta dónde se es.

 

sólidO_Celado Un refugio precario en los últimos núcleos de vida roja o ¿la ciudad no es para mí?

Por Maite Martí Vallejo
maite.mart.vall@gmail.com
Barcelona/Barcelona. 26/08/18.


sólidO_Celado
Francisco Jota-Pérez
Ediciones El Transbordador, 2018

 

Sin embargo, ahora, después de haber tomado conciencia de que la Historia no es ni tiene por qué ser la historia verdadera y que las metafísicas no pasan de ser ejercicios de lenguaje; ahora, después del desencanto y la hibridación de los géneros, puede que la poesía, algún tipo de poesía, vuelva a sernos necesaria. Pero ¿qué poesía? Y ¿para qué?

(Chantal Maillard se hizo estas preguntas en 2013. ¿Se las hizo en Málaga? Yo no conocía entonces a Francisco Jota-Pérez. I
gnoraba todo de él).

La biografía fácil, aunque no lo sea: Barcelona, 1979. Es mi ciudad y es mi año. ¿Es esto lo sólido?

En sólidO_Celado
se escribe la “cadencia» muchas veces: “del traslúcido objeto humano al adjetivo opaco / que lo mismo podría ser una sala para el sacrificio / como una urna donde conservar nada / ante la nada inminente”. Cada una y ninguna en su rincón, barajando las cartas, El Loco, La Templanza, Los Amantes, “la miniatura de mí”, “lo justo y lo malvado bajo el radar de la Angustia”. Hablaría con sus frases. Os transcribiría el libro entero. Supongo que este no es modo de reseñar. 

No sé cómo os enfrentáis a lo desconocido. A mí me gusta basar el amor por un libro en cosas como las veces que me ha faltado la sintaxis (“de aquél al que no dimos sintaxis”).

Le llamé Jota enseguida, nunca le pregunté si podía hacerlo. ¿Es esto lo celado? Se comparte el amor por los símbolos. Juan Eduardo Cirlot también nació en Barcelona. En Barcelona busco el oráculo de las 44 cartas. El lenguaje de Jota me arrastra a cuestiones de anatomía oculta, de astrología médica. Identifico las zonas de sombra a manos llenas de los Arcanos Mayores del Tarot. Hay un vapor sutilísimo y un trabajo profundo. Las capacidades de expresión de su poética alcanzan la tiroides. “para con lo cerrado / -urdimbre del laberinto humano / hacia la idea fija. Esto. Es. Se trataba de. / Deberá tratarse siempre. “.

La imagen en este libro se sale de la palabra y se sostiene en las calles: “Santa María del Pi, calle Cecs, la Boquería: alas de hule me guarecieron cuando sostuve a mi hijo en brazos por primera vez / aquél al que no dimos sintaxis / queja castrada de amor hermoso / perdido en los renglones del / desmigajamiento.”

Seguiría con las citas. Ya lo he dicho. Empecé también diciendo ignoraba. Y enseguida amor. Amé enseguida su escritura. Entrad en su blog, comprad sus libros, leed a Jota.

Deseo reconocerme en
su revolución ciudadana: desde la palabra que se flexiona y se hace fuego y bautismo de fuego y bautismo a secas… Quiero decir que sé que es un error tremendo lo de los puntos suspensivos y una cursilería, pero me falta la sintaxis. Puede haber lugar común en mí, pero no lo hay en Jota. Los márgenes desde los que escribe no son hostiles, aunque hostil sea el entorno.

La exigencia como lectores debería tratar también de construir nuevos laberintos y no empeñarse tanto en salir de los viejos.

https://fjotap.wordpress.com/

Ir a ... Top