REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

Tag archive

ilustración

ANA BUSTELO Una experiencia redonda

Edición:
Leticia Delgado
Andrea Farré
ltcdelgado@gmail.com
andrea.farre@gmail.com
Barcelona/Madrid
05/05/2019


Ana Bustelo

La primera vez que Ana Bustelo sintió que quería contar un texto con dibujos fue leyendo La colmena, de Cela. Madrileña nacida en Palencia, estudió Bellas Artes y se especializó en Diseño para finalmente volver al dibujo, que es con lo que más disfruta. Lleva desde 2007 ilustrando para revistas, libros y agencias de publicidad, y desde hace algunos años imparte cursos y talleres en varias escuelas. Su trabajo ha sido seleccionado en numerosas muestras y ferias de ilustración y le ha valido el Communication Arts en 2016 y 2018.

Mantienen su creatividad viva y funcionando los clientes que confían y cuentan con ella para sus proyectos. Es la estructura que le permite seguir dibujando, y ha sido afortunada al trabajar con clientes que han respetado su criterio y su proceso creativo. Además del aspecto económico y funcional, trabajar con clientes la obliga a buscar soluciones concretas para problemas que no siempre coinciden con sus intereses, lo que implica un ejercicio creativo constante y muy estimulante. Al margen de eso, mantienen la máquina funcionando la literatura, por un lado, que es la disciplina que más alimenta sus ganas de hacer, y el propio trabajo por otro: dibujar lleva Ana a lugares nuevos que quiere seguir explorando.

El objetivo de su trabajo, tanto en el aspecto gráfico como en el conceptual, es conseguir que las piezas encajen. Nos cuenta que no lo consigue siempre, pero cuando ocurre siente un cosquilleo. Si quien lo ve también se contagia de esas cosquillas, la experiencia es redonda.

Sus métodos y técnicas de trabajo difieren cuando se trata de encargos o de proyectos personales. Para los primeros suele trabajar con técnicas digitales, si bien los bocetos y las primeras ideas siempre surgen con lápiz y papel ya que le resulta difícil pensar con el ordenador. Para los segundos utiliza todo tipo de técnicas, le gusta ir variando. Últimamente disfruta con las ceras blandas y pintando con acrílico.

Para Ana Bustelo el presente de la ilustración pasa por un gran momento, tanto por la calidad y la diversidad de las propuestas como por la cantidad de talento que hay ahí fuera. Respecto al futuro, espera que el trabajo continúe insuflando ilusión y siga encontrando quien le proponga cosas nuevas para seguir aprendiendo y divirtiéndose. También espera que llegue pronto un futuro en el que no haya diferencias de trato entre ilustradores e ilustradoras. Diferencias que —afirma— son sutiles, que se dan en el tipo de preguntas que se hacen a unos y a otras y en los temas que les ofrecen (la creencia de que hay unos temas y una sensibilidad específicamente femeninas sigue extendida), pero que en el aspecto económico son inaceptables: una encuesta sobre el estado de la profesión realizada por APIM en 2015 mostró que las ilustradoras ganan un 40% menos que ellos.

Concluimos el encuentro preguntando a Ana por los artistas que más le inspiran y pidiendo que nos recomiende una novela gráfica. La respuesta: Ben Shahn, Alice y Martin Provensen, Bruno Munari, Benoit Bonnefrite, Astrid Stavro, Sophie Calle, Iñaki Chávarri, Chris Ware, autor de su novela gráfica favorita, Building stories y Tommi Parrish, autor de La mentira y cómo la contamos.

‘Limbo’

Actualmente, tengo la suerte de poder dedicarme profesionalmente a la ilustración, un trabajo que aúna dos de mis actividades favoritas: dibujar y leer.

‘Serie B2’

La creatividad es una capacidad inherente al ser humano, ejercitarla o no es una decisión. Así que la considero un don, quitándole el matiz elitista.

Ana Bustelo
‘Serie B’

Soy terrible con las predicciones y bastante mala haciendo planes, así que no suelo proyectar demasiado a futuro.

‘Solana 2’

He inaugurado un exposición individual a primeros de mayo en la Galeria Ó! de Porto, y  estoy trabajando en una aplicación móvil sobre ficciones sonoras. Los dos proyectos muy emocionantes y estoy disfrutando mucho.

‘Solana’

 

‘Abuela’

Sigue existiendo la creencia de que hay unos temas y una sensibilidad específicamente femeninas.

‘Ciudad DogGod2’

Si no fuera ilustradora sería antropóloga.

Ana Bustelo
‘Ciudad DogGod’

 

FRANKIE GARSÍA Color y humor negro

Edición:
Leticia Delgado
Andrea Farré
ltcdelgado@gmail.com
andrea.farre@gmail.com
Barcelona / Madrid
02/05/2019.


 

Frankie García

Frankie Garsía dice haber estado conectado al dibujo desde siempre, aunque fuera pintando en los márgenes de los libros. Sus padres lo apuntaron a una escuela de dibujo cuando era pequeño y aunque no se le daba mal, tampoco bien, y se ríe diciéndonos que sigue sin dibujar bien ahora, cosa con la que obviamente discrepamos. En esa escuela infantil lo pusieron a pintar bodegones, quizá lo dejó por eso, y hasta hace un par de años no decidió volver a estudiar ilustración, esta vez en la escuela Arte 10 de Madrid. Le seleccionaron y desde entonces trabaja como freelance en el estudio de Coco Dávez, amiga a la que admira y con la que dice no parar de aprender.

Su trabajo expresa sus gustos, sus inquietudes y sus sentimientos, y es, al fin y al cabo, una manera de conocerse mejor a sí mismo. Frankie lo define como “muy cartoon” y dice inspirarse en el cómic por ser el género que más ha leído, con el que no se ha atrevido de momento por miedo a abrir ciertas puertas, aunque acabe confesándonos al final de la entrevista que hacer uno entra en sus planes de futuro, junto con pintar cuadros.

Frankie trabaja en digital, aunque hace los bocetos primero a mano. Del digital le gusta que le permite ver de forma rápida las diferentes opciones tanto de trazo como de color. Le gusta hacer dibujos con un toque naif y un mensaje adulto detrás, y algo de humor negro. Más allá de lo estético, siempre hay un componente de crítica o del mood del día. Capea las crisis de creatividad superando la frustración a base de trabajo.

Es optimista en cuanto al futuro de la ilustración, la ve pegando fuerte y espera que siga así y vaya a más. Cree que las personas aprecian y valoran cada vez más el trabajo y esfuerzo que hay tras una buena ilustración, y aunque se tiende al digital, el toque de lo orgánico le parece muy bohemio y muy bonito.

Afirma creer ver cada vez menos diferencias de trato entre hombres y mujeres en el mundo de la ilustración. Aunque quizá las haya, hay muchas mujeres petándolo, ilustradoras muy conocidas como Coco Dávez, Pollynor, Ana Galván o Sophy Hollington. Artistas que le inspiran, como también lo hacen McBess, Gary Baseman, Basquiat, Keith Haring, Hewll, Charles Burns.

Le pedimos que nos recomendara cómics y novela gráfica. Su cómic favorito es Sin City de Frank Miller y también nos recomienda Agujero Negro de Charles Burns, un clásico que para Frankie es un referente por el mundo surrealista y la ambientación que crea.

Tomamos nota.

‘JAKE JAIL’

No pensé que acabaría dedicándome a esta profesión, ya que lo que realmente ocupaba mi tiempo era la música. La ilustración para mí es una vía de escape con la que me relajo, hace que me evada de la realidad. Hay mucho odio en lo que hago (RISAS). 

‘WHO KNOWS’

Nutro mi creatividad mediante las redes sociales, libros, películas y al final un poco todo lo que me rodea tiene su lado creativo en el que puedo inspirarme. Las pareidolias también son muy divertidas y puedes encontrarlas en cualquier sitio. Pero sobre todo la gente, la gente me inspira muchísimo.

‘FELIX THE CAT’

Empecé trabajando en blanco y negro, pero con el tiempo añadí color y ahora me cuesta no utilizarlo. ¡No concibo una vida sin color! Me gusta bocetar a lápiz, pasar las líneas con pentel y el toque final siempre en digital.

‘FURIES’

Para mí la creatividad es un regalo, pero es cierto que cuando hay crisis de creatividad me resulta muy frustrante y tengo que trabajarla de alguna manera. No es algo que venga dado por una fuerza divina, sino que hay que ejercitarla y a veces fallar para alcanzar buenas ideas.

‘HATE YOU’
‘GOOD TIMES’

Me hubiese encantado ser músico, pero la verdad es que se me daban bastante mal los instrumentos y elegí el camino de la electrónica. Pero no me imagino no ser ilustrador.

ADAMS CARVALHO Restos de un anarquismo individual

Edición:
Leticia Delgado
Andrea Farré
ltcdelgado@gmail.com
andrea.farre@gmail.com
Barcelona/São Paulo
21/05/2019.


Obra de Adams Carvalho

¿Te suenan estos dibujos? Tal vez los hayas visto por las redes sociales. Es muy posible que no sepas de quién son porque muchas están sin acreditar. Rara vez las firma. Le interesa que su obra viaje y llegue a la gente, que no se le conceda tanta importancia al artista que está detrás.

Su autor es Adams Carvalho, un ilustrador independiente que no se deja ver. Damos fe de ello: ni siquiera hemos conseguido que nos enviara una foto suya.

Vive y trabaja en São Paulo, donde se mudó hace años desde su ciudad natal, Sorocaba. Comenzó publicando ilustraciones en el Folha de São Paulo, uno de los periódicos más importantes de Brasil. Colabora con diferentes diarios, libros, revistas, y publica casi en exclusiva en plataformas digitales.

Le gusta tener libertad a la hora de producir y es posible que esa sea una de las razones por las que no comercializa mucho su trabajo.

Obra de Adams Carvalho

Para este artista huidizo, la ilustración es el arte de transformar ideas, palabras y conceptos en imágenes.
Sus dibujos no tratan sobre personas concretas, sino sobre cómo estas se sienten o están en el mundo.

Utiliza personajes anónimos para contar historias sobre jóvenes que han perdido la inocencia pero que aún no han adquirido la sobriedad adulta.

No intentan cambiar el mundo. Se sienten abrumados por el aburrimiento y el desencanto. Son personajes que representan la incertidumbre del futuro y la certeza de un presente sin aparente dirección.

Obra de Adams Carvalho
Obra de Adams Carvalho

Aunque sus imágenes puedan recordar a fotografías de moda, hay una negación de la cultura del consumo y el placer inmediato. Quizá sean restos de un anarquismo individual, pero tampoco está muy seguro de ello.

Obra de Adams Carvalho

Su obra carece de exceso en el detalle, a menudo es posible apreciar el predominio de líneas simples, colores planos y un cierto aire vintage.  Casi podría afirmarse que muchos de sus trabajos parecen bocetos o borradores de algo que los trasciende, pero que siempre sintoniza con lo que evocan sus personajes: sensación de abulia, desinterés por sí mismos, hastío para con el mundo que les ha tocado vivir.

Obra de Adams Carvalho

Adams trabaja básicamente en plataformas digitales. Según nos cuenta, le gusta así porque “lo digital no existe”.

Obra de Adams Carvalho

A la cuestión planteada sobre si la creación es un don o un látigo, afirma que las dos opciones son caras de una misma moneda.

Obra de Adams Carvalho

Adams asegura que no lee cómics y que su mayor fuente de inspiración es el cine. Nos menciona a Lucrecia Martel, Agnès Varda, Godard, Antonioni o Wong Kar-Wai.

Obra de Adams Carvalho

CELESTE CIAFARONE Más allá del realismo mágico

Edición:
Leticia Delgado
Andrea Farré
ltcdelgado@gmail.com
andrea.farre@gmail.com
Barcelona.
27/12/2018.


Nacida en 1991 en Rosario (Argentina) y trasplantada a Castellón en plena pubertad, Celeste Ciafarone estudió Bellas Artes entre Valencia y Londres y, una vez licenciada, se instaló en Barcelona. Empezó a dibujar siendo niña y ahora, cuando no lo hace en papel, también dibuja sobre la piel. Ilustraciones y tatuajes forman parte de un mismo universo. Un universo que se inspira en el realismo mágico latinoamericano. Sus dibujos son rigurosos en la forma y surrealistas en el contenido. Limpios, pero con una pátina onírica y de melancolía. Uno de sus principales proyectos es editorial y gira en torno a “Rayuela”. Lo empezó por interés personal y acabó editado en un libro que celebraba los cincuenta años de la novela más famosa de Julio Cortázar.

La ilustración lo es todo para Celeste: sustento económico, pasión, terapia y la mejor forma de expresarse. Cualquier cosa que capte su atención le sirve para inspirarse: personas, conciertos, parques, naturaleza, películas, la obra de otros artistas, viajar. Cuando termina un trabajo siente orgullo y amor propio si está contenta, y mucha frustración en caso contrario.

Celeste nos comenta que está satisfecha con el ritmo actual de trabajo (que espera no decaiga) y, al preguntarle por un deseo, Celeste pide que el trabajo la haga viajar por el mundo.

No ha visto o percibido diferencias de trato por ser mujer, aunque eso no significa que no se den. En su caso lo que sucede es que suele dar presupuestos más bajos de lo que podría pedir. Lo atribuye a la herencia de la sociedad que nos impone quién es válido y quién no en función de su rol. A los hombres les cuesta menos dar presupuestos inflados porque desde pequeños les animan a ser ambiciosos, mientras que a las niñas se las anima a mantener un perfil bajo.

De una “lista infinita” de artistas que la inspiran cita a David Hockney, Egon Shiele, la tatuadora Tati Compton y al gran David de las Heras. En novela gráfica, lo último que ha leído es Arsène Schrauwen de Olivier Schrauwen, y la primera temporada completa de Megg & Mogg de Simon Hanselmann (editados ambos por Fulgencio Pimentel).

Si entendemos ‘primera experiencia con la ilustración’ como mi primera experiencia de trabajo remunerado, creo que fue un dibujo de un dragón que me pidió, siendo yo adolescente, una señora mayor para bordar a su nieto en un cojín. En su momento me pagó 50 euros y creo que luego he tenido trabajos más serios y peor pagados (reír por no llorar).

La creatividad es un don al alcance de todos.

Mi trabajo no sería posible sin un entorno tranquilo. Imprescindible es también mi música favorita.

No pienso mucho en el futuro, voy afrontando los retos a medida que se me van planteando. Pero sí que tengo ideas de cómo me gustaría que fuera.

Ingredientes para un día perfecto: despertarse sin despertador, con el ronroneo de un gato. Desayunar en la cama. Que haga sol, que sea otoño e ir a algún parque con árboles, caminar mucho, sentarse en una terraza con amigos, tomar cerveza, comer rico. Volver a casa y hacer la siesta. Dibujar y escuchar música. Pedir cena, ver una peli, tener sexo, dormir.

 

Asis Percales Humor para nuestros sentidos

Edición:
Leticia Delgado
Andrea Farré
ltcdelgado@gmail.com
andrea.farre@gmail.com
Barcelona 17/12/2018.


©Asis Percales

Nacido en 1986, Asis Percales recuerda que le gustaba dibujar y experimentar con colores y materiales como a todos los niños. Hoy no es pirotécnico ni gerente en un videoclub porque cursó el bachillerato artístico, centrándose en la ilustración. Compaginó estudios posteriores de diseño gráfico y publicidad con la ilustración freelance, la serigrafía, las exposiciones temporales en salas y trabajos para diferentes marcas. 

De la primera exposición en su Granada natal Asis recuerda la mezcla de nervios y alegría al hacer público su trabajo, poder ver la reacción de la gente y darse cuenta de que la ilustración podía ser algo serio. Algo que a día de hoy le da para vivir en Barcelona y comer: ‘No todos los días arroz, que alguno que otro hay gambas’, nos cuenta. No sabe qué vendrá en el futuro, pero está satisfecho con el presente. No dejan de salir proyectos, y cuando no salen, los busca y encuentra. 

Se inspira en el arte mexicano, la ‘estética tattoo’, el cómic y la cultura popular. Sus referentes creativos: desde Robert Crumb o Egon Schiele, pasando por Tim Burton y Edward Gorey, a nombres más actuales como Julián de Narváez, Diego Mora o Ricardo Cavolo.

Obra de ©Asis Percales.

Le hemos pedido que nos recomendara una novela gráfica, la última que ha disfrutado. Su respuesta: ‘Art and Beauty Magazine de Robert Crumb y alguna de Miguel Brieva’.

Obra de ©Asis Percales.

En mi obra se entremezclan personajes, criaturas y elementos de diversa naturaleza, los cuales aparecen representados dando una sensación de fealdad y belleza en diferentes situaciones y actitudes.

Obra de ©Asis Percales.

La ilustración ahora mismo es mi profesión, además de una forma de divertirme y expresarme.

Obra de ©Asis Percales.

Mi trabajo no sería posible sin música y sentido del humor.

Obra de ©Asis Percales.

Creo que la ilustración es un don, aunque en realidad es trabajo y dedicación que se ha de usar como un látigo para despertar a la sociedad y provocar.

Obra de ©Asis Percales.

 

MERLIJNE MARELL Viaje a Estocolmo

Edición:
Leticia Delgado
Andrea Farré
ltcdelgado@gmail.com
andrea.farre@gmail.com
Barcelona/Arnhem.
11/12/2018.


Para Merlijne Marell la ilustración es una forma de diseñar su propio mundo y compartirlo con otros. Vive y trabaja en la ciudad que la vio nacer, Arnhem (Holanda). Allí fue donde, a los nueve años, asistió a una charla de una ilustradora que le abrió los ojos: descubrió que existía la profesión de «ilustrador”. Un año después, ganó un concurso de dibujos que le permitió viajar a Estocolmo con su familia para visitar el centro cultural Junibacken (inspirado en la creadora de Pipi Calzaslargas). Para Merlijne, haber ganado ese concurso, supuso  su primer éxito como ilustradora. 

Formada en la Academia Willem de Kooning de Rotterdam (Holanda) y en la Escuela de Artes de Gante (Bélgica), para crear su trabajo sueña despierta, lee y hojea libros, visita exposiciones, observa la naturaleza y habla con otros acerca de lo que quieren hacer o en qué les gustaría convertirse. 

En este momento trabaja en su tercer libro, con el villano que la acompaña en su obra desde hace más de diez años de protagonista. Está en las primeras fases del proceso, las más difíciles: después de haberlo imaginado, debe trasladarlo al papel. En esta ocasión es más difícil, si cabe, por tratarse de un trabajo muy personal, lo que lo convierte en algo “urgente, hermoso y aterrador al mismo tiempo”. Cuando lo termine le gustaría exponer las ilustraciones de este libro en una pequeña galería de Amberes llamada Bries Space. Es un lugar que ella define como encantador y que le gusta porque mezcla pintura, ilustración, diseño gráfico, cómic, animación y escultura.

En el plano de los proyectos por definir, le da vueltas a una posible colaboración con un diseñador de productos para transformar sus ilustraciones en un utensilio textil, lo que supondría explorar un nuevo medio para expresar sus historias visuales.  

Las ideas y la inspiración surgen más rápido que su ejecución, así que siempre tiene trabajo por hacer. Sueña con tener energía ilimitada para crear.

©Merlijne Marell.

Mi primer libro ‘Schobbejacques en de 7 geiten’ (Loopvis, 2015), fue ganador de un ‘Vlag y Wimpel’. Esto me dio la oportunidad de exponerlo en el Stedelijk Museum de Amsterdam. Además, las ilustraciones se expusieron en el Rijksmuseum Amsterdam y en el Museo de la Nación Eslovaca en Bratislava.

Obra de ©Merlijne Marell.

Desde niña he estado vinculada a la ilustración, a través de libros que leía y que había en casa.

Obra de ©Merlijne Marell.

Mi trabajo siempre comienza con tres ingredientes: el amor por el color y las técnicas, al que se añade un flujo de inspiración e ideas que están presentes en mi cabeza la mayor parte del tiempo. Estas ideas surgen a mayor velocidad que la propia ejecución, así que siempre tengo trabajo que hacer. 

Obra de ©Merlijne Marell.

Un día perfecto para mí consistiría en ir a coger flores, tomar café, cenar con amigos y pasar algunas horas productivas en el estudio.

Obra de ©Merlijne Marell.

Mi sueño sería crear una exposición para un museo, donde no solo se colocaran algunas obras mías en la pared, sino que a partir de ellas se originase una experiencia total.

Obra de ©Merlijne Marell.

Hay muchas formas de ser creativo, no solo en el campo de las artes. Yo me siento muy agradecida por las oportunidades que me brinda mi creatividad, pero eso no quiere decir que siempre me sienta feliz. A veces, el proceso creativo es realmente difícil por el miedo y el estrés que acompañan a casi todos los proyectos. Pero al final, las ideas cobran vida, así que esa es la recompensa de todos esos sufrimientos.

Obra de ©Merlijne Marell.

 

María Luque Tomamos café en dos bares

Edición: 
Leticia Delgado
ltcdelgado@gmail.com
Barcelona/Roma.
02/08/2018.


María Luque nació en Rosario (Argentina) y actualmente vive en Roma, enamorada del café y de la luz, ingredientes sin los que su trabajo no sería posible. Desde 2005 exhibe su obra en museos y galerías de Argentina, Chile, Perú, México y España. Es autora de ‘La mano del pintor’, una novela gráfica sobre Cándido López (Sigilo, 2016, L’Agrume Éditions 2017) y ‘Casa transparente’ (Sexto Piso, Premio Novela Gráfica Ciudades Iberoamericanas). Además, nos hemos enterado de que María fue una de las dibujantes de Lenny Letter, el newsletter feminista de Lena Dunham y Jeni Konner.

En sus dibujos se aprecia la combinación de lápices de colores, de acrílico, marcadores y hasta acuarela. Trabaja sin bocetos y ese detalle (entre tantos otros) es lo que hace que su obra resulte fresca, directa, única, crepitante.

María Luque por ©Agustina Zabala.

 

Cuando me preguntan nunca digo que soy ilustradora, me gusta más la palabra dibujante. Pienso que la ilustración solo aplica cuando hago proyectos por encargo, y la realidad es que la mayor parte del tiempo trabajo en los míos propios.

 

© María Luque

María no recuerda cuál fue su primera experiencia con la ilustración aunque dice que hay una conexión entre cómo dibujaba cuando era niña y cómo lo hace ahora, y esa conexión es la actitud.

Me acuerdo de los comienzos, cuando me llamaban para un trabajo y me costaba que el resultado final no fuera acartonado o demasiado pensado. Me resultó difícil tratar de replicar la forma en la que trabajo cuando dibujo para mí.  Con el tiempo me he ido relajando y ya no me pasa tanto.

 

© María Luque.

 

Me inspiro en muchas cosas. Me encanta la historia del arte y la vida de los artistas, ahora estoy trabajando mucho con eso. También me inspira el trabajo de mis amigos y colegas, sobre todo cuando nos juntamos para dibujar y puedo ver de cerca cómo son sus procesos, qué materiales utilizan. Me encanta ir a dibujar a museos o espacios públicos y muchas ideas surgen de lo que veo y escucho por ahí. Esta semana estoy bastante fascinada con Hilma af Klint y Eileen Agar, así que las nombro a ellas como última inspiración.

 

© María Luque.

 

Me parece que es una gran momento para la ilustración, mucha gente está dibujando y haciendo cosas increíbles. En cuanto a mi futuro, en este momento estoy en Roma haciendo una autoresidencia para terminar un libro que va a publicar la editorial Sigilo. Son historias cortas sobre mis pintores favoritos. En septiembre voy a Lituania a hacer una residencia sobre risografía. Esos son mis planes por ahora.

 

© María Luque.

 

© María Luque.

 

Mis ingredientes para un día perfecto son … algo rico para comer con amigos, café y dibujos.

Si no fueras ilustrador serías … meteoróloga.

La creatividad ¿es un don o un látigo?  
No se me ocurre nada malo que pueda relacionarse a la creatividad, así que entre esas opciones digo que es un don.

 

© María Luque

 

La última película que te ha gustado es … 

No estoy viendo muchas películas, pero hace unos meses vi ‘The Square’ y la disfruté bastante.

 

Si hoy tuvieras que recomendar una canción a alguien, esa sería … 

Alguna de Violeta Castillo, «Robar» me encanta.

 

Para terminar, un deseo … 

Que se apruebe la legalización del aborto en Argentina.

 

Milou Trouwborst Dibujos que cuentan historias

Edición y traducción: 
Leticia Delgado
ltcdelgado@gmail.com
Barcelona/Utrecht. 04/08/2018.


© Milou Trouwborst

Milou Trouwborst vive en Utrecht (Países Bajos) desde que comenzó a estudiar en la escuela secundaria de artes (HKU). A día de hoy, trabaja como artista independiente en su propio estudio, situado en medio de una pequeña isla que hay en su ciudad. También trabaja para terceros y a veces hasta llega a hacerlo gratis. Sí, habéis leído bien, gratis. Os suena, ¿verdad? A menudo, podéis encontrar a Milou en mercadillos y festivales vendiendo sus dibujos. Ahora mismo, tiene un proyecto entre manos muy interesante para la editorial RoseStories. La fundación ROSE tiene como objetivo hacer que los recursos infantiles actuales sean más inclusivos. Con este proyecto −nos explica Milou− espera poder contribuir a mejorar su entorno a través de la ilustración. Esta joven creadora holandesa busca la inspiración en la vida cotidiana, en sus propias ensoñaciones, en conversaciones con amigos, pero sobre todo en las formas y colores de la naturaleza y en el ser humano en general. Sus dibujos se caracterizan por una inagotable gama de colores, por un trazo suave, casi idiosincrásico y aparentemente simple, pero también por el aire melancólico de sus personajes. Todo ello mezclado, como podréis comprobar a continuación, otorga una personalidad única a su obra.

Milou espera llegar a vivir de su trabajo como ilustradora, colaborar en proyectos que considera importantes e inspiradores al lado de marcas o empresas sostenibles, además de con personas que quieran hacer de este mundo  un lugar mejor para todos y no solo para unos pocos. Esta idea, tan vieja como admirable, nos encanta y deseamos que consiga su objetivo.

Utilizo la ilustración como medio de expresión. Además, me ayuda a pensar, a procesar ciertas experiencias y a mirarlas desde una perspectiva diferente. En general, creo que el arte contribuye a mirar el mundo de manera distinta. Queremos entender, clasificar, dar significado a todo y, cuando no podemos hacerlo, es cuando la cosa se pone interesante. Es ahí donde todo cambia y donde la intuición comienza a trabajar. Eso, para mí, es lo que hace tan necesario el arte.

© Milou Trouwborst.

 

Mi primera experiencia con la ilustración me viene de cuando era una niña, cuando mis padres nos leían libros infantiles. Yo, los que mejor recuerdo, son lo que tenían ilustraciones. No he vuelto a mirar aquellos libros, pero sus imágenes las tengo grabadas en mi mente.

 

© Milou Trouwborst.

 

Tengo pedazos de papel repartidos por toda la casa. Escribo pequeñas ideas, muchas veces sin pensar en nada concreto. A veces, esas pequeñas notas, pueden convertirse en algo más grande.

 

© Milou Trouwborst.

 

Cuando termino un dibujo, a veces, me cuesta saber si le falta algo para darlo por terminado. Entonces lo dejo de lado por un tiempo, tomo cierta distancia y, cuando vuelvo a él, suelo tenerlo claro. De todo este proceso lo que más me gusta es el acto de dibujar, dejarme llevar y sentir que lo que plasmo sobre el papel me está contando una historia.

 

© Milou Trouwborst.

Nos cuenta Milou que sus ingredientes para un día perfecto son el sol, la comida fresca, la naturaleza y estar con amigos incluso aunque esté trabajando, porque no lleva bien lo de estar sola. La última película que le ha gustado ha sido la nueva de Wes Anderson: ‘Isle of dogs’. Es fan de sus películas, de ‘su paleta de colores, sonidos, personajes, materiales y conceptos’.

© Milou Trouwborst.

 

© Milou Trouworst

 

Para mí, la creatividad es el gran regalo.

 

© Milou Trouworst.

Si hoy tuvieras que recomendar una canción a alguien, sería … 

cualquier canción de Moses Sumney. Lo vi en directo y realmente me impresionó.

 

Un deseo es … 

dejar de ser tan insegura con mi trabajo.

 

Si no fueras ilustradora serías …

niñera, bioagricultora, antropóloga o cocinera.

 

NADER SHARAF La forma gráfica de una idea

Nader Sharaf es un ilustrador madrileño que comenzó en el mundo del diseño gráfico y la publicidad para terminar dedicándose a lo que realmente le apasiona: la ilustración.

Conocí a Nader hace un tiempo en Barcelona. Recuerdo el día que entró en Magnesia, una pequeña tienda de ilustración que tuve en el barrio de Gràcia. Después de un rato mirando la tienda y supongo que, observando el trabajo de otros ilustradores, se presentó de una manera algo tímida y comenzamos a hablar sobre el motivo de su visita a la ciudad, de cómo había dado con nuestro esapcio y de no sé cuántas cosas más.

Poco a poco y sin saber muy bien cómo, nos relajamos y comenzó a mostrarme algunas de las ilustraciones que llevaba con él. ¿Os imagináis qué pasó? Pues sí, me enamoré de cada uno de aquellos dibujos. Era la primera vez que veía su trabajo.

Además del lenguaje propio que ha conseguido crear Nader, siempre he sentido una atracción especial por su paleta de colores, algo que personalmente me tiene maravillada y que es tan característico de su obra. Desde aquel día en que tuve la inesperada fortuna de descubrir sus universos ilustrados, no he podido parar de pensar en cuál de aquellas ilustraciones tendría que venirse conmigo. Y así, desde que comencé la aventura en el interior de este rompehielos que es Thalamus Magazine, lo tuve claro: Nader Sharaf tenía que ser uno de los artistas que diera vida a esta sección. Nos quedamos con TODO.

© Nader Sharaf

Para mi la ilustración es una disciplina artística que permite darle forma gráfica a una idea, a un concepto o a un texto y cuyo fin es su edición y reproducción en diversos soportes, publicaciones y medios. Para mí significa, además, todo un proceso de trabajo esencialmente íntimo que no conlleva un gasto elevado ni en materiales ni en espacios de trabajo. Se sustenta en el deseo de crear algo potente con lo mínimo.

© Nader Sharaf

Mi primera experiencia con la ilustración, creo que fue cuando convertí en imagen la canción ‘El astrónomo melancólico’ de Parade. La música me inspira mucho, de hecho, me hubiera encantado saber hacer videoclips (para mí, la forma de arte más fascinante); así que un día, en su defecto, probé a dibujar lo que una canción me transmitía y descubrí lo maravilloso que es materializar una emoción en una imagen, emoción que, al fin y al cabo, es el germen del trabajo del ilustrador, la chispa que lo prende todo, aborde el proyecto que aborde. Esa satisfacción me hizo darme cuenta de lo feliz que me sentía traduciendo a mi propio lenguaje cuanto veía, leía o experimentaba.

© Nader Sharaf

Mi trabajo no sería posible sin mis viajes por el mundo y sin las horas muertas mirando por la ventana o sentado frente a un café viendo a la gente pasar.

© Nader Sharaf
© Nader Sharaf

Me inspiro en lo milagroso y absurdo de estar pegado a una roca que flota a la deriva, en un universo oscuro que desconocemos casi por completo. Y en artistas como Almodóvar, Elliot Smith, Italo Calvino, Miquel Barceló, Beach House, Paul Auster, Blonde Redhead, J. J. Millás … no tengo ni orden ni concierto en este aspecto.

© Nader Sharaf

Veo con optimismo el futuro de la ilustración, porque vivimos en el siglo de la imagen. Todo son pantallas, todo es contenido audiovisual. E incluso el poco texto que circula se atiborra con imágenes en una especie de ‘horror vacui’ muy contemporáneo. No creo que esta tendencia se vaya a revertir, todo lo contrario. Así que, si se necesitan imágenes para mantener la maquinaria en funcionamiento, se necesitará, espero, entre otros creadores de imágenes, a los ilustradores.

© Nader Sharaf

 

© Nader Sharaf

A muchos creativos de cualquier disciplina les encanta alimentar y perpetuar el mito de que tienen un don que les distingue de la chusma y de que están tocados por la mano de Dios. A mí eso me parece una estúpida chorrada arrogante y elitista porque, en mi opinión, lo único que conduce a la creatividad es el trabajo constante y una mínima sensibilidad.

Es algo que veo constantemente en el taller de ilustración que imparto: entran algunos alumnos que no saben ni coger un pincel, pero le echan horas de práctica y poco a poco su destreza técnica y su ingenio creativo van en aumento. De seguir así, muchos de ellos se convertirán en buenos ilustradores. Dedícale la mayor parte de tu tiempo a una actividad concreta que te apasione y te aseguro que la dominarás hasta el punto de que otros consideren que tienes un don, cuando lo que has adquirido realmente es una maestría que se alcanza mediante horas y horas de práctica.

© Nader Sharaf
© Nader Sharaf

 

© Nader Sharaf

Mis ingredientes para un día perfecto son un café bien preparado, no haber sufrido una de mis molestias estomacales durante la noche y proyectos nuevos excitantes u otros en marcha que avanzan por el buen camino.

 

© Nader Sharaf

 

La última película que te ha gustado es … ‘El hilo invisible’. Narra de forma demoledora la enfermiza obsesión por la creación, pero, más aún, la obsesión por la trascendencia, el modo en que un creador se concibe a sí mismo como un genio y al que solo el amor le hace bajar a la tierra.

 

Cuéntanos un deseo. Que todo el mundo tenga una vida digna. Que no hayas nacido para vivir bajo las bombas de una guerra, para que rodeen con un muro tu territorio o para que te violen, abusen de ti, te exploten o te hagan la vida imposible por ser diferente. Que tu futuro no sea tener que comer de la basura o llegar a los 80 años y pasar los días en la calle mendigando limosna.

 

JAUME MORA Lo mío es dibujar

Jaume Mora (Valencia, 1995). Ilustrador, mago, generador de universos excepcionales. Cursa un CFGS de Ilustración en la Escuela de Artes y Diseño de Alcoi (Alicante). Su obra ha estado expuesta en varias galerías nacionales y se ha colado en colecciones privadas de Estados Unidos, Bélgica, Inglaterra, Japón y Portugal. Ahora tiene entre manos un nuevo proyecto, su primer libro ilustrado. Jaume disfruta rescatando fotografías antiguas para dar un giro a la historia que llevan escrita, tal vez por eso sus dibujos llegan a parecer collages.

©Jaume Mora

Siento una gran atracción por los trajes de época y por los siglos pasados. Un día encontré dos libros que datan de 1906 y 1907. Pertenecían a un familiar  y se convirtieron en un gran referente para mí.

©Jaume Mora.

Este artista Valenciano es admirador de Andrei Sokolov, ilustrador de los años setenta de la antigua Unión Soviética que jugaba con las tintas, las aguadas y sutiles stencils de blanco sobre negro. Creaba mundos en planetas y siempre con un fondo detrás, como si fueran decorados de una película.

Me inspiran el Universo y todo aquello  que tenga  que ver con la música, las plantas, el comportamiento humano y las relaciones sociales.

©Jaume Mora

La ilustración es mi manera de comunicar algo. Cuando termino un dibujo lo guardo y hasta pasadas unas horas no lo saco para verlo de nuevo.

©Jaume Mora

 

©Jaume Mora

Mi trabajo no sería posible sin música, sin tinta, sin acuarela, sin lápices, pero el elemento más importante en estos momentos, es el deseo loco de conocer más sobre el Universo.

©Jaume Mora

Mis ingredientes para un día perfecto son mucho trabajo, comer en el estudio y que Spotify se enrolle y no muestre anuncios.

©Jaume Mora

Creo que hay gente para la que la creatividad es una facultad innata y otra que, por el contrario, la adquiere con el tiempo. Lo mío no se si es innato o adquirido. Supongo que para saberlo tendrían que hacerme una prueba de ADN.

©Jaume Mora

La última película que te ha gustado es … «Call me by your name» de Luca Guadagnino.

Si no fueras ilustrador serias … Cirujano.

 

 

 

 

Ir a ... Top