HELENA PÉREZ GARCÍA Personajes misteriosos y situaciones surrealistas

Helena Pérez García

Helena Pérez García (Sevilla, 1987). Ilustradora, fabuladora de paisajes y estruendos esenciales afincada en Londres desde el año 2012. Estudió Bellas Artes en Sevilla y se licenció en la Facultad de Valencia, donde posteriormente cursó un Máster en Diseño e Ilustración. Es fan de los libros ilustrados desde pequeñita y nos ha explicado que no fue hasta finalizar su último año de carrera cuando descubrió que, con esfuerzo, podría dedicarse a la ilustración. Actualmente su obra se exhibe en galerías de España, Reino Unido, Estados Unidos, Australia, China y Portugal. Ha publicado dos libros: Louna au Musée y Bonne Nuit Louna, ambos en Francia. Entre sus clientes destacan editoriales como Penguin Random House, Anaya y Santillana. También colabora regularmente con diversas publicaciones.

© Helena Pérez García

Su obra es rica en detalles y colores. A menudo sus personajes están representados en situaciones surrealistas. Incluso nos llega a mostrar el interior de su mente para que conozcamos mejor sus pensamientos y emociones. Se inspira principalmente en el arte prerrenacentista y renacentista, aunque también en otras disciplinas como el cine y la literatura. Es gran admiradora de Magritte, Chagall, El Bosco o Botticelli, entre otros.

© Helena Pérez García

La creatividad es un don que todos tenemos y que hay que ejercitar todos los días para desarrollarlo y que salga a la luz.

© Helena Pérez García

 

© Helena Pérez García

Actualmente la ilustración está experimentando un resurgimiento en España, especialmente en el sector del libro, con nuevas y muy cuidadas ediciones ilustradas. 

© Helena Pérez García

Sin embargo, es evidente que la crisis ha afectado a todos los sectores y esto se traduce en menos encargos y en precios más bajos, aunque hay excepciones. 

© Helena Pérez García

Pasión y cabezonería son básicos para desarrollar mi trabajo.

© Helena Pérez García

 

© Helena Pérez García

 

© Helena Pérez García

 

© Helena Pérez García