HELENA MARIÑO CUESTIÓN DE BIORRITMOS

Edición:
Txetxu González
txetxugonzalez@thalamusmagazine.com
Madrid/Madrid 07/09/2021.


Helena Mariño nace en Madrid en 1990. Es Licenciada en Derecho y Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Madrid y en Literatura Comparada por la Complutense. En 2017 se gradúa en el MFA en Spanish Creative Writing por la Universidad de Iowa y en 2018 comienza el doctorado en Letras Hispánicas y Escritura Creativa de la Universidad de Houston. 

Ha participado en las antologías Liminal Women, an anthology52 semanasantología, (Entropía Ediciones, 2019) y Hotel (Hypermedia, 2021). Es autora del poemario este frío no es nuestro (Entropía Ediciones, 2019). Su nuevo poemario llegará a las librerías a principios de 2022.

Actualmente es artista residente en Matadero de Madrid con el proyecto de investigación y creación Una fiesta salvaje. 

 

   Tanta potentia formae est
Ovidio

 

Abstract

sistemas de opuestos                    sistemas quirales
dar forma                                         rellenar
representación                                espejo
nombres que cito                           nombres que pienso
el canon occidental                        el mundo
cuerpo espada                                cuerpo espejo
cuerpo piedra                                 cuerpo planta
poema planta                                  poema espada
poema objeto                                  poema cuerpo
rellenar                                            borrar
corpus                                              cuerpo
el velo                                               la piedra
el laboratorio                                  la fábrica
amor                                                 amor
texto academia                               texto verbena
texto faro                                         texto espejo
el agua                                              la resistencia del poema
el canon                                            el agua

 

 

Uno

 

Meditaciones metafísicas
René Descartes

 

me enseña también la naturaleza
de dolor hambre sed que no
solo

estoy en mi cuerpo
como un piloto
en su navío sino
íntimamente unida 

                                                                       yo      herida      no
son sino ciertos modos confusos
de pensar

 

 

Dos

 

Observaciones sobre el sentimiento de lo bello y lo sublime
Inmanuel Kant

 

quien por primera vez aplicó a la mujer el nombre
de bello sexo acertó mejor de lo que
                                                                                                                             
                                                                                                              él

mismo pudo imaginarse
hay en el carácter de este sexo
rasgos particulares que lo diferencian
claramente del
                                                                                                              nuestro
y le hace distinguirse principalmente
por la nota de lo bello
en ellas el verdadero
                                                                                                              centro

la meditación profunda y el examen
prolongado son nobles pero
pesados y no sientan bien a una
                                                                                                              persona
en la que los espontáneos hechizos
deben sólo mostrar una naturaleza
                                                                                                              bella

a una mujer con la cabeza llena
de griego parece que no le hace falta
más que una buena                                                                                                                                                                                 

                                                                                                              barba                                                                                               

su rostro daría la expresión
de profundidad que pretenden
el contenido de la gran                                                                                                             
                                                                                                              ciencia
de la mujer es más bien lo humano
y entre lo humano el

                                                                                                              hombre

su filosofía no consiste en
razonamientos sino en la sensibilidad
se procurará ampliar todo su sentimiento
                                                                                                              moral
y no su memoria principalmente
respecto al influjo que tienen éstas
sobre el clima

 

 

Tres

 

Cármides
Platón

 

– ¿o tal vez un amor hay
dirías tú
tal que no se encuentre
siéndolo de belleza
alguna sino de sí mismo
y de los otros
amores?

-no

 

 

Cuatro

 

Meditaciones metafísicas
René Descartes

además la naturaleza
me enseña que existen

otros cuerpos
en torno al mío

de los que debo perseguir
algunos y evitar otros

infiero: mi cuerpo: los demás cuerpos
está vacío todo espacio

 

 

A continuación, Helena Mariño y el productor Enri La Fôret, inauguran la primera entrega de nuestras icebreaker sessions: 

 

 

THALAMUS MAGAZINE // AÑO 2021
editorial@thalamusmagazine.com