REVISTA DE ARTE CONTRA LA CORDURA

Tag archive

Holanda

MERLIJNE MARELL Viaje a Estocolmo

Edición:
Leticia Delgado
Andrea Farré
ltcdelgado@gmail.com
andrea.farre@gmail.com
Barcelona/Arnhem.
11/12/2018.


Para Merlijne Marell la ilustración es una forma de diseñar su propio mundo y compartirlo con otros. Vive y trabaja en la ciudad que la vio nacer, Arnhem (Holanda). Allí fue donde, a los nueve años, asistió a una charla de una ilustradora que le abrió los ojos: descubrió que existía la profesión de “ilustrador”. Un año después, ganó un concurso de dibujos que le permitió viajar a Estocolmo con su familia para visitar el centro cultural Junibacken (inspirado en la creadora de Pipi Calzaslargas). Para Merlijne, haber ganado ese concurso, supuso  su primer éxito como ilustradora. 

Formada en la Academia Willem de Kooning de Rotterdam (Holanda) y en la Escuela de Artes de Gante (Bélgica), para crear su trabajo sueña despierta, lee y hojea libros, visita exposiciones, observa la naturaleza y habla con otros acerca de lo que quieren hacer o en qué les gustaría convertirse. 

En este momento trabaja en su tercer libro, con el villano que la acompaña en su obra desde hace más de diez años de protagonista. Está en las primeras fases del proceso, las más difíciles: después de haberlo imaginado, debe trasladarlo al papel. En esta ocasión es más difícil, si cabe, por tratarse de un trabajo muy personal, lo que lo convierte en algo “urgente, hermoso y aterrador al mismo tiempo”. Cuando lo termine le gustaría exponer las ilustraciones de este libro en una pequeña galería de Amberes llamada Bries Space. Es un lugar que ella define como encantador y que le gusta porque mezcla pintura, ilustración, diseño gráfico, cómic, animación y escultura.

En el plano de los proyectos por definir, le da vueltas a una posible colaboración con un diseñador de productos para transformar sus ilustraciones en un utensilio textil, lo que supondría explorar un nuevo medio para expresar sus historias visuales.  

Las ideas y la inspiración surgen más rápido que su ejecución, así que siempre tiene trabajo por hacer. Sueña con tener energía ilimitada para crear.

©Merlijne Marell.

Mi primer libro ‘Schobbejacques en de 7 geiten’ (Loopvis, 2015), fue ganador de un ‘Vlag y Wimpel’. Esto me dio la oportunidad de exponerlo en el Stedelijk Museum de Amsterdam. Además, las ilustraciones se expusieron en el Rijksmuseum Amsterdam y en el Museo de la Nación Eslovaca en Bratislava.

Obra de ©Merlijne Marell.

Desde niña he estado vinculada a la ilustración, a través de libros que leía y que había en casa.

Obra de ©Merlijne Marell.

Mi trabajo siempre comienza con tres ingredientes: el amor por el color y las técnicas, al que se añade un flujo de inspiración e ideas que están presentes en mi cabeza la mayor parte del tiempo. Estas ideas surgen a mayor velocidad que la propia ejecución, así que siempre tengo trabajo que hacer. 

Obra de ©Merlijne Marell.

Un día perfecto para mí consistiría en ir a coger flores, tomar café, cenar con amigos y pasar algunas horas productivas en el estudio.

Obra de ©Merlijne Marell.

Mi sueño sería crear una exposición para un museo, donde no solo se colocaran algunas obras mías en la pared, sino que a partir de ellas se originase una experiencia total.

Obra de ©Merlijne Marell.

Hay muchas formas de ser creativo, no solo en el campo de las artes. Yo me siento muy agradecida por las oportunidades que me brinda mi creatividad, pero eso no quiere decir que siempre me sienta feliz. A veces, el proceso creativo es realmente difícil por el miedo y el estrés que acompañan a casi todos los proyectos. Pero al final, las ideas cobran vida, así que esa es la recompensa de todos esos sufrimientos.

Obra de ©Merlijne Marell.

 

Milou Trouwborst Dibujos que cuentan historias

Edición y traducción: 
Leticia Delgado
ltcdelgado@gmail.com
Barcelona/Utrecht. 04/08/2018.


© Milou Trouwborst

Milou Trouwborst vive en Utrecht (Países Bajos) desde que comenzó a estudiar en la escuela secundaria de artes (HKU). A día de hoy, trabaja como artista independiente en su propio estudio, situado en medio de una pequeña isla que hay en su ciudad. También trabaja para terceros y a veces hasta llega a hacerlo gratis. Sí, habéis leído bien, gratis. Os suena, ¿verdad? A menudo, podéis encontrar a Milou en mercadillos y festivales vendiendo sus dibujos. Ahora mismo, tiene un proyecto entre manos muy interesante para la editorial RoseStories. La fundación ROSE tiene como objetivo hacer que los recursos infantiles actuales sean más inclusivos. Con este proyecto −nos explica Milou− espera poder contribuir a mejorar su entorno a través de la ilustración. Esta joven creadora holandesa busca la inspiración en la vida cotidiana, en sus propias ensoñaciones, en conversaciones con amigos, pero sobre todo en las formas y colores de la naturaleza y en el ser humano en general. Sus dibujos se caracterizan por una inagotable gama de colores, por un trazo suave, casi idiosincrásico y aparentemente simple, pero también por el aire melancólico de sus personajes. Todo ello mezclado, como podréis comprobar a continuación, otorga una personalidad única a su obra.

Milou espera llegar a vivir de su trabajo como ilustradora, colaborar en proyectos que considera importantes e inspiradores al lado de marcas o empresas sostenibles, además de con personas que quieran hacer de este mundo  un lugar mejor para todos y no solo para unos pocos. Esta idea, tan vieja como admirable, nos encanta y deseamos que consiga su objetivo.

Utilizo la ilustración como medio de expresión. Además, me ayuda a pensar, a procesar ciertas experiencias y a mirarlas desde una perspectiva diferente. En general, creo que el arte contribuye a mirar el mundo de manera distinta. Queremos entender, clasificar, dar significado a todo y, cuando no podemos hacerlo, es cuando la cosa se pone interesante. Es ahí donde todo cambia y donde la intuición comienza a trabajar. Eso, para mí, es lo que hace tan necesario el arte.

© Milou Trouwborst.

 

Mi primera experiencia con la ilustración me viene de cuando era una niña, cuando mis padres nos leían libros infantiles. Yo, los que mejor recuerdo, son lo que tenían ilustraciones. No he vuelto a mirar aquellos libros, pero sus imágenes las tengo grabadas en mi mente.

 

© Milou Trouwborst.

 

Tengo pedazos de papel repartidos por toda la casa. Escribo pequeñas ideas, muchas veces sin pensar en nada concreto. A veces, esas pequeñas notas, pueden convertirse en algo más grande.

 

© Milou Trouwborst.

 

Cuando termino un dibujo, a veces, me cuesta saber si le falta algo para darlo por terminado. Entonces lo dejo de lado por un tiempo, tomo cierta distancia y, cuando vuelvo a él, suelo tenerlo claro. De todo este proceso lo que más me gusta es el acto de dibujar, dejarme llevar y sentir que lo que plasmo sobre el papel me está contando una historia.

 

© Milou Trouwborst.

Nos cuenta Milou que sus ingredientes para un día perfecto son el sol, la comida fresca, la naturaleza y estar con amigos incluso aunque esté trabajando, porque no lleva bien lo de estar sola. La última película que le ha gustado ha sido la nueva de Wes Anderson: ‘Isle of dogs’. Es fan de sus películas, de ‘su paleta de colores, sonidos, personajes, materiales y conceptos’.

© Milou Trouwborst.

 

© Milou Trouworst

 

Para mí, la creatividad es el gran regalo.

 

© Milou Trouworst.

Si hoy tuvieras que recomendar una canción a alguien, sería … 

cualquier canción de Moses Sumney. Lo vi en directo y realmente me impresionó.

 

Un deseo es … 

dejar de ser tan insegura con mi trabajo.

 

Si no fueras ilustradora serías …

niñera, bioagricultora, antropóloga o cocinera.

 

Ir a ... Top